Ampliar hipoteca o solicitar préstamo personal: ¿qué es mejor?

Andrea Piacquadio at Pexels

Cuando necesitas conseguir liquidez por cualquier motivo, puedes recurrir a diferentes soluciones. Dos de las más habituales son ampliar hipoteca o solicitar préstamo personal. Como sucede con todo en la vida, ambas soluciones tienen ventajas y desventajas. En las siguientes líneas intentaremos que encuentres la mejor para tu caso concreto.

¿Qué es mejor ampliar hipoteca o solicitar préstamo personal?


A la hora de decidir si es mejor ampliar hipoteca o solicitar préstamo personal, hay que tener en cuenta que no todos los casos son iguales. Es decir, está claro que son productos distintos, pero también lo son las circunstancias de quien necesita el dinero.

En muchas ocasiones, lo más interesante para ti será ampliar tu hipoteca, la razón es que los tipos de interés en esta clase de préstamos son más bajos. Estas suelen ser las situaciones en las que es la opción más adecuada:

• Quedan pocos años para que termine el plazo de tu hipoteca.

• Tu entidad bancaria ve posible la operación y está dispuesta a realizar esta novación.

• Te resultan interesantes las condiciones que te ofrece tu banco.

• Te compensa pagar los gastos de la novación.

Hay otra forma de conseguir liquidez por medio de tu hipoteca y es subrogar este producto a otro banco y solicitar esa ampliación de capital que estamos comentando. Esta operación tampoco suele ser gratis, ya que el nuevo préstamo conlleva una serie de trámites que tienen su coste. Eso sí, algunas entidades ofrecen hacerse cargo de algunos de estos gastos, ya que les interesa conseguir un nuevo cliente.

Como es lógico, tu banco va a analizar la operación desde un punto de vista financiero. Es cierto que cuenta con el hecho de que a buen seguro habrás pagado tu préstamo con puntualidad, pero tiene que estar convencido de tu solvencia.

¿Cuándo es necesario solicitar un préstamo personal?

 

Está claro que el préstamo hipotecario es una gran opción y en muchos casos será la mejor, sin embargo, es posible que no se pueda llegar a un acuerdo con el banco y sea necesario recurrir a un préstamo personal. Si finalmente optas por este producto, ten en cuenta estos consejos:

• Pide la cantidad que vas a necesitar y nada más.

• Busca el banco que te ofrezca las mejores condiciones.

• Justifica para qué quieres el dinero para que el banco esté más dispuesto a conceder el dinero.

• Este tipo de préstamo también conlleva un estudio de solvencia, aunque suele ser menos estricto que en el caso de una hipoteca.

Además de lo que hemos dicho, hay algunos casos en los que no es conveniente apostar por ampliar la hipoteca, sino que es mejor directamente solicitar un préstamo personal, estos son los más habituales:

• Si te quedan muchos años por pagar la hipoteca, ya que pagarás los intereses de ese dinero durante toda la vida de este préstamo.

• La cantidad que vas a pedir es muy baja y no te compensa pagar los gastos que supone ampliar tu hipoteca.

• Las condiciones que te ofrece el banco no te resultan interesantes.

• Si te urge tener el dinero y no puedes esperar el tiempo que tardará tu banco en estudiar la ampliación de la hipoteca.

Lo mejor en estos casos es analizar tanto tus propias circunstancias como las condiciones que te ofrece tu banco para la ampliación y para el préstamo. También las posibilidades que tienes de conseguir la financiación, a partir de ahí, tendrás que tomar la decisión.

De todas formas, esperamos que después de este artículo tengas más claro en tu caso si es mejor ampliar hipoteca o solicitar préstamo personal.

Compartelo en

Leave a Reply