fbpx

Cae la compraventa de viviendas en mayo, pero hay datos positivos

Cae la compraventa de viviendas en mayo

La compraventa de viviendas en el mes de mayo bajó un 53,1 % con respecto al mismo mes del año 2019. Son datos del Colegio de Registradores. Este descenso se eleva hasta el 58,5 % si se toman en cuenta las cifras del peor momento tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, de 2007 al 2013. Ese periodo corresponde a la mayor caída mantenida en el tiempo de la venta de inmuebles.

¿Dónde ha descendido más la compraventa de viviendas en mayo?

Aunque se manejan otras estadísticas, como las de algunos portales inmobiliarios o la de los notarios, la del Colegio de Registradores muestra que en abril la caída fue inferior, un 38,3%, a pesar de estar en pleno confinamiento. Cabe recordar que la llegada del mes de mayo coincidió con lo que se ha conocido como la desescalada. Por lo tanto, las firmas eran teóricamente más factibles.

En cuanto a las comunidades autónomas que más han notado la crisis, destaca Canarias con un descenso del 72,7 %, Castilla y León con un 72,3 % y Murcia con un 68 %. Por el contrario, los descensos menos pronunciados se han dado en Melilla con un 28,9 % y en Madrid con un 45,2 %.

¿Qué señales de recuperación ofrece el mercado?

No obstante y a pesar de todos estos datos negativos, algunos expertos coinciden en señalar que en junio las cifras serán más positivos. Al menos es la confianza que existe en el sector, ya que observan ciertos síntomas de recuperación. De hecho, el Colegio de Registradores opina que se ha tocado suelo y por eso solo se puede ir a mejor.

Desde el Colegio se ha comentado también que los datos que manejan de la última semana de junio y la primera de julio muestran que la economía se empieza a estabilizar. Por supuesto, hay que ser prudentes. No se puede olvidar que resulta muy complicado hacer previsiones relacionadas con una situación no vivida con anterioridad.

La firma de hipotecas también ha descendido en mayo, pero en menor medida que la compraventa. Se han cerrado unas 25.000 operaciones, lo que supone un 25 % menos que en el mismo periodo de 2019. Las comunidades más afectadas fueron Extremadura y Asturias, con descensos por encima del 50 %. Mientras que en Madrid subieron un 4,4 % y curiosamente también lo hicieron en Canarias, un 2,3 %.

Tal y como sucedió en el mes de abril, el descenso en la compraventa fue más acusado que en el de la firma de hipotecas. La razón es que las operaciones que se han acordado y que conllevan una hipoteca son difíciles de aplazar, puesto que los préstamos ya se han concedido. Durante ese periodo se inscribieron muchas hipotecas sobre un gran número de fincas. En el caso de regiones como Madrid y Canarias hubo cientos de operaciones como estas, que se corresponden a grandes comunidades de nueva construcción.

Por otro lado, el impacto que la crisis del coronavirus ha tenido en los precios ha sido mínimo. El índice de Tinsa IMIE General y Grandes Mercados muestra que el coste de la vivienda tanto nueva como usada se ha reducido un 1,1 % desde el comienzo del estado de alarma. Aunque por ahora el interanual se mantiene en positivo, con un incremento del 1,5%.

Ahora hay que esperar a los datos de los próximos meses para saber si el sector de la vivienda se estabiliza y comienza a dejar atrás esta crisis.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply