Cambio en la Ley Hipotecaria: ya no se tendrá que esperar para vender

Para muchas personas heredar una vivienda es todo un sueño, sin embargo, para otras puede ser una auténtica pesadilla. Hay que tener en cuenta que hasta ahora los herederos no forzosos se enfrentaban a una gran dificultad. No obstante, con el cambió en la Ley Hipotecaria todo será más fácil. Ahora te explicamos el porqué.

¿A qué se debe el cambio en la Ley Hipotecaria?

El pasado 3 de septiembre se suprimió el artículo 28 de la Ley Hipotecario. Se trataba de una medida muy impopular, ya que fijaba por ley que la venta de una vivienda de una persona fallecida sin herederos forzosos no tenía efecto en el Registro de la Propiedad durante dos años.

Este artículo era muy polémico, ya que si un hermano o un sobrino del fallecido heredaba una propiedad tenía que esperar ese plazo de dos años antes de poder venderla. ¿Cuál era la razón de este plazo? Mantener la propiedad por si durante ese tiempo aparecía algún hijo ilegitimo del fallecido y reclamaba su herencia.

Lo cierto es que pocas veces habrá sucedido lo que acabamos de comentar, pero lo que sí ha ocurrido en muchas ocasiones es que esos herederos han perdido la posibilidad de vender la vivienda, puesto que tenían que esperar el plazo comentado. A partir de ahora, el heredero podrá vender la propiedad desde el momento en el que la hereda, al ser su dueño legítimo.

Si no habías escuchado hablar de esta Ley, es posible que te pareciera un poco obsoleta y lo cierto es que lo era. De hecho, databa del año 1946 y se creó pensando en los hijos de españoles que habían emigrado a las antiguas colonias españolas. Estaban convencidos de que era justo dar la posibilidad a esos posibles herederos la oportunidad de reclamar sus propiedades. Como dato curioso esta norma era conocida como Ley Cuba.

Fue el pasado 3 de junio cuando el BOE, Boletín Oficial del Estado, publicó que el artículo 28 de la Ley Hipotecaria sería derogado. Además, explicaba las razones: “Dado que los supuestos que eventualmente este artículo está llamado a proteger son muy residuales, en comparación con el perjuicio que ocasiona en la sucesión de colaterales y extraños y la perturbación del tráfico, generando situaciones antieconómicas”.

¿Se podía vender antes una casa recién heredada?

Queremos aclarar que con la Ley anterior no estaba imposibilitada la venta en sí, sino que quien adquiría una vivienda que era una herencia se exponía a un gran riesgo: la operación se inscribía en el Registro de la Propiedad, pero con una anotación que avisa que la compraventa no era totalmente efectiva, ya que si en ese plazo de dos años aparecía un heredero forzoso, podía solicitar que se devolviera la vivienda. Además, esta devolución se le podía exigir tanto al primer heredero como al posible comprador.

Es más, el comprador tendría que seguir asumiendo el pago de la hipoteca sin poder disfrutar la vivienda. Sin duda, todo un embrollo legal del que huían los posibles compradores pero también los bancos. Las entidades financieras no estaban dispuestas a asumir el riesgo que supone conceder un préstamo y poder perder la principal garantía hipotecaria: la vivienda.

Hay que tener en cuenta que la pandemia había avivado el interés por terminar con esta Ley, la razón es que ha dejado un gran número de muertos y algunos de ellos no contaban con herederos forzosos. Para no entorpecer a los herederos legítimos era necesario acabar con una norma que ya no tenía una razón de ser.

Sin duda, este cambio en la Ley Hipotecaria puede ser vital para evitar más de un dolor de cabeza a los herederos no forzosos de una vivienda.

 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply