fbpx

Claves sobre las hipotecas en pareja

Hipotecas en pareja_Blog

Pedir una hipoteca en pareja supone para los bancos una mayor estabilidad  económica, por lo que tus posibilidades de obtenerla aumentan. No obstante, ¿qué  puedes hacer si la relación se termina y hay un préstamo hipotecario de por medio?  Recuerda que esta responsabilidad te acompañará durante varios años. Conoce  todo lo que debes saber antes de solicitar una hipoteca en pareja. 

Comprar una casa en pareja es un proyecto en común que genera muchas  expectativas. En nuestra sociedad es considerado como un paso muy importante en  una relación, que adquiere más compromiso y responsabilidades. Ante la ilusión de  decidir vivir juntos y comprar una casa, o un piso, por medio de una financiación, hay  que evaluar todos los posibles escenarios antes de dar el paso. 

Deja tu hipoteca en manos expertas

En Finteca analizamos tu caso particular y te ayudamos a conseguir tu mejor hipoteca

Ser responsable de una deuda hipotecaria es un compromiso de años con la entidad  bancaria. En este sentido, ¿conoces las ventajas y desventajas de asumir una  hipoteca en pareja? ¿Qué pasa con la deuda que han adquirido juntos en caso de  ruptura? Antes de tomar una decisión te aconsejamos leer este artículo para que  conozcas los riesgos y las posibilidades de financiar tu nuevo hogar en pareja.   

¿Es lo mismo una pareja casada y una pareja de hecho? 

En primer lugar, debes tener en cuenta que si la relación con tu pareja termina, la  obligación de ambos con la entidad bancaria es inalterable. Del mismo modo, la  responsabilidad principal de este préstamo recae sobre el inmueble hipotecado. Por  esta razón, es importante determinar si la propiedad es de uno o de los dos. No  olvides tampoco que independientemente del vínculo que exista entre ambos,  también puedes pedir la hipoteca de forma individual.  

En este sentido, para los bancos es muy importante la relación entre los  prestatarios cuando se pide una hipoteca en pareja. Para las entidades, la situación  legal de un matrimonio es más organizada y regulada, pues cada solicitante conoce  su papel en el contrato de préstamo y garantiza una mayor estabilidad. Por otro lado,  es posible que los bancos soliciten a una pareja de novios que regularicen su relación, inscribiéndose en el Registro de  Parejas de Hecho y estableciendo en un documento público los pasos a seguir en caso  de haber una ruptura de la relación o si uno de los dos falleciera.

¿Qué pasa con la hipoteca si rompo con mi novio/novia?

Para evitar disputas patrimoniales y al ser copropietarios de la casa, es  recomendable establecer antes un régimen de separación de bienes. Del mismo  modo, cada uno será responsable de un 50% de la hipoteca frente al banco. En caso  de impago, el banco tendrá siempre garantía para cobrar la deuda y si no puede,  tendría el derecho de hacer frente a cualquiera de los bienes de los dos hipotecados. 

Si acabas pagando más dinero, podrías hacer frente a tu ex para cobrar la cantidad  de más, acorde a lo que te correspondía al inicio. Por otro lado, en caso de ruptura  existen otras opciones como vender la casa a un tercero y saldar la deuda con el  banco o comprar el inmueble a tu ex.  

¿Es valorable para los bancos si mi pareja y yo tenemos hijos?   

No es un factor determinante para los bancos y tampoco es un elemento que se  evalúa al momento de conceder el préstamo. No obstante, indirectamente hay  entidades que premian a las parejas con hijos, pues esto supone una mayor  responsabilidad para pagar el crédito en el periodo establecido. 

¿Sois una pareja solvente?    

Desde junio de 2019, los bancos no podrán conceder una hipoteca a una pareja si  uno de los dos solicitantes no cumple con los criterios de solvencia que exige la  nueva Ley de Crédito Inmobiliario. Esto quiere decir que los bancos están obligados  a hacer una evaluación estricta de la solvencia de los prestatarios para saber si podrán pagar en el tiempo establecido. En este sentido, si uno de los miembros de la  pareja no cumple con los criterios, el banco no podrá financiar la compra del  inmueble.  

Recuerda que a pesar de la situación en la que estés es conveniente siempre  ponerse en el peor de los escenarios. Antes de firmar el crédito, asegúrate de dejar  claro quién se quedará con la casa y la deuda en caso de ruptura o de divorcio. Si  estás pensado comprar una casa junto a tu pareja, Finteca puede asesorarte y  ayudarte a conseguir la mejor hipoteca. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply