Cómo convertir un local en vivienda de forma sencilla

Loft

Encontrar una casa en la que vivir no es fácil, ya no hablamos del hogar de tus sueños, sino de una propiedad que cumpla tus requisitos básicos. Por supuesto, dentro de estas cuestiones se incluyen el precio y la financiación. Esta es la razón por la que algunas personas buscan una alternativa. Si es tu caso, es posible que te preguntes cómo convertir un local en vivienda.

¿Qué tienes que saber antes de descubrir cómo convertir un local en vivienda?

En primer lugar, es importante que sepas que una vivienda para que sea legal debe tener al menos 25 metros cuadrados si es un estudio y 38 si es otro tipo de vivienda. Por eso, si el local tiene un espacio inferior al comentado, en ningún caso podrá se habitar.

Otro de los requisitos es que el local esté edificado sobre suelo urbano. En este caso, no resulta demasiado complicado, ya que es infrecuente que no lo esté.

Hay más aspectos que debe cumplir el local elegido, pero dependerán de la comunidad autónoma o incluso de la localidad en la que se encuentre. Algunos de estos otros requisitos es que las habitaciones deben contar con luz natural, menos los baños y pasillos, que debe tener los suministros básicos o que no puede estar situado por debajo del nivel del suelo.

Otro aspecto importante es que la comunidad de vecinos a la que pertenece el local autorice esta transformación y que con el cambio de uso no se sobrepase el número máximo de viviendas por hectárea establecido.

¿Cómo convertir un local en vivienda?

Es necesario que contrates un arquitecto para que analice el estado del local y si cumple la normativa urbanística municipal. Si todo es correcto, tendrá que diseñar un proyecto y presentarlo ante el Ayuntamiento de tu localidad para obtener la cédula de habitabilidad. 

Cuando el proyecto se apruebe, es necesario presentar una declaración catastral de alteración de bienes inmuebles. Es el paso esencial para que el local pase a ser una vivienda. Será necesario abonar las tasas de licencia de obra, diseñar la reforma y efectuar el registro de la vivienda delante de un notario.

¿Cuánto cuesta convertir un local en vivienda?

No es fácil hablar de un presupuesto sin conocer el caso concreto, pero podemos calcular que solo los trámites previos al cambio pueden llegar a costar unos 3.000 euros. Insistimos que en esta cifra no se incluye ni la licencia ni el precio de la reforma.

Adaptar la propiedad para poder residir en el local también puede llegar a tener un coste elevado. Dependerá del estado en el que se encuentre y también de los resultados que quieras conseguir.

¿Es una buena idea convertir un local en vivienda?

La mayoría de las personas que deciden transformar un local en vivienda lo hacen por cuestiones económicas. A pesar de todos los gastos que hemos comentado en el apartado anterior, el coste total suele ser inferior al de comprar una vivienda al uso.

Otra de las razones puede ser que se quiera vivir en una zona concreta, en la que las viviendas no abunden o tengan un precio muy elevado.

Antes de dar el paso, debes analizar si en el futuro será sencillo vender o alquilar la propiedad y si te resultará rentable. Otro aspecto esencial es la financiación. Los bancos suelen dar menos facilidades para esta clase de operaciones, como plazos de pago más cortos, porcentajes de financiación más bajos o intereses superiores.

Además, debes comprobar antes de lanzarte a la operación si la transformación es viable o si te meterás en una obra interminable.

Ahora que ya sabes cómo convertir un local en vivienda, te toca decidir si es una buena opción para ti.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply