fbpx

Cómo fijar el precio de tu vivienda y vender cuanto antes

Cómo fijar el precio de tu vivienda

¿Sabes cómo fijar el precio de tu vivienda y vender cuanto antes? Está claro que si la propiedad tiene un coste por encima del valor de mercado, será difícil venderla. Pero si está por debajo, perderás dinero. Por eso, en las siguientes líneas queremos ayudarte a encontrar el precio justo para tu casa, presta atención.

5 consejos para fijar el precio de tu vivienda

En los siguientes apartados descubrirás 5 consejos que te resultarán muy útiles para fijar el precio de tu vivienda, toma nota.

1. Busca en Internet. Te recomendamos que utilices Internet para hacerte una idea de los precios que se están pagando por una vivienda como la tuya. Por supuesto, debes tener en cuenta todos los factores implicados. Es decir, el estado de la casa, el tamaño y algunos extras que aporte tu casa. Como no puede ser de otra forma, la ubicación será el aspecto más importante para determinar dicho precio. No te precipites al usar la Red y dedica bastante tiempo a investigar cómo está el mercado.

2. Investiga el barrio. Seguro que puedes preguntar a algún vecino por cuánto está vendiendo su casa o incluso por cuánto la ha vendido. A la mayoría de las personas que están en un proceso de compraventa no les importa compartir ese tipo de detalles, será de gran ayuda conocer este tipo de datos. Si en tu zona hay conserjes, puedes preguntarles también. Suelen tener una idea bastante precisa acerca de cómo se están moviendo los precios en la zona, sobre todo si trabajan en comunidades grandes, .

3. Cómo está tu vivienda. Aunque ya lo hemos mencionado, queremos incidir en que uno de los aspectos más importantes a la hora de fijar el precio de una vivienda es su estado. No es igual una casa sin reformar, que una que ya se ha reformado. Ni siquiera en este caso tiene el mismo valor si la obra se ha hecho en los últimos tres años, que si tiene entre cinco y diez años, por ejemplo. También son importantes todos los extras con los que cuente, por ejemplo, aire acondicionado, tarima o incluso muebles. Además, si está en urbanización con zonas comunes, su precio será mayor. Piensa que se valora mucho que tenga piscina y zona de juegos infantil. Sin olvidar, un garaje y un trastero.

4. Cuánto debes al banco. Si tienes una hipoteca, podemos decir que tu casa pertenece al banco. Por lo tanto, no puedes vender la casa sin cancelar la deuda. Así que el precio de venta siempre tendrá que cubrir el préstamo, de lo contrario te tocará a ti pagar la diferencia. Una opción interesante es que el comprador se subrogue a tu hipoteca, algo que es posible tanto si paga más o menos de lo que tú debes. Este último caso no es nada recomendable, pero hay circunstancias en las que se puede estudiar.

5. Contacta con un profesional. Lo mejor para fijar el precio de tu casa es contar con los servicios de un agente de la propiedad inmobiliaria. Puede ayudarte a que la vendas mucho antes y a resolver todas tus dudas relacionadas con la hipoteca o con cualquier otro asunto.

Solo nos queda recomendarte contactar con nuestro equipo de expertos para encontrar la solución que necesitas para vender tu propiedad al mejor precio.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply