fbpx

¿Cómo quitar un titular de la escritura de mi casa?

quitar titular escritura casa

Cambiar la titularidad de una vivienda puede ser un proceso largo en el que los gastos pueden elevarse mucho más de lo esperado

Puedes encontrarte en situaciones diversas como tener que quitar un titular de la escritura de tu vivienda. Esto puede suceder por varios motivos, pero si quieres pasar a ser el único titular de la casa, debes tener en cuenta que no es un proceso largo en el que deberás invertir una buena cantidad de dinero.

Cuando hablamos de la escritura, se suele pensar que hablando con el otro u otros titulares y con el notario es suficiente. Sin embargo, no es así, porque a parte de hablar con estos, también debes renegociar con la entidad bancaria que concedió la hipoteca. Por esta razón, antes de arriesgarte a tirar adelante este proceso, te recomendamos que pidas ayuda a algún profesional, seguro que te acabará saliendo rentable.

Hacer un cambio de titularidad

Hay tres formas para efectuar este trámite:

    1. Por donación: uno de los titulares regala su parte de la titularidad al otro. Es la manera más cara de las tres que te vamos a comentar. Debes pagar: gastos notariales, la escritura en el Registro de la Propiedad y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), que puede llegar hasta el 34%. Además, también tendrás que pagar con el IRPF la ganancia en patrimonio.
    2. Por compraventa: como en el caso de donación, se tienen que pagar los gastos de notario y de la escritura. Asimismo, tendrás que hacer frente con el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, que como mucho asciende al 7% del valor de la compraventa. En estas dos primeras opciones, deberás hacer frente al impuesto de plusvalía, que depende del valor catastral del inmueble y que depende de cada municipio.
    3. Extinción de condominio: se realiza cuando quieres acabar con la copropiedad de una vivienda, lo que se suele producir después de una separación o un divorcio. En esta situación, uno de los titulares le compra su parte a la otra a cambio de dinero. De las tres fórmulas, esta es la más económica, porque tienes que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que representa, como máximo, un 1% del valor de la vivienda.

¿Y la hipoteca?

Si decidiste comprar una casa con tu pareja, pero ahora os habéis separado, quiere decir que debes modificar algunos puntos de la hipoteca. Lo que tienes que hacer es una novación de hipoteca, que consiste en modificar la titularidad del préstamo. Divorciarse con una hipoteca de por medio puede traer problemas, así que antes de hacer cualquier paso, te recomendamos que hables con profesionales del sector.

Recuerda que, si tienes pensado adquirir una vivienda, en Finteca te ayudamos a encontrar tu mejor hipoteca. Nuestro equipo de asesores se encarga de estudiar tu situación y negociar con los bancos por ti. Además, si quieres saber cuánto supondría mensualmente, simula tu hipoteca con nuestra calculadora online. Te ayudaremos a ahorrar tiempo y dinero.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply