¿Cómo se tasa una vivienda?

Uno de los aspectos claves de la compraventa de un inmueble es su tasación. Debe realizarla una empresa especializada y que sea independiente. Tendrá en cuenta factores como su ubicación, sus metros cuadrados y en qué estado se encuentra. Decimos que es tan importante, ya que de su resultado dependerá la viabilidad de la operación y también la cantidad de dinero que te conceda la entidad bancaria en forma de préstamo hipotecario. Por todo lo comentado, te mostramos cómo se tasa una vivienda.

¿Cómo se tasa una vivienda de manera correcta?

 

Saber cómo se tasa una vivienda es imprescindible para todos los que participan en una operación de compraventa. Para el vendedor y el comprador porque es clave para poder realizar esta transacción, para el banco para conocer qué cantidad puede conceder como hipoteca.

Las empresas dedicadas a la tasación están reguladas por el Banco de España y tienen que cumplir con una serie de requisitos. Los tasadores son arquitectos técnicos especializados en esta importante labor.

El tasador acude siempre a la vivienda de manera presencial. Una vez allí realiza diferentes mediciones y además comprueba que la información que aparece en la escritura es real. También debe contar con una nota simple del Registro de la Propiedad, para hacer otras comprobaciones. Además de lo comentado hasta ahora, al hacer la tasación de la vivienda se tienen en cuenta estos otros factores:

• Ubicación. Una de las cuestiones más importantes, por no decir la más importante, es dónde se encuentra la vivienda. Conocer los precios de las propiedades de la zona también es imprescindible para saber el valor del metro cuadrado. Además, se valora los servicios que se encuentran en la zona: centro de salud, colegios, comercios, zonas verdes…

• Metros cuadrados. El tasador tendrá en cuenta tanto los metros cuadrados como la forma en la que está distribuida la vivienda. De hecho, dentro de la tasación se incluirá un plano de la propiedad con todas las estancias.

• Características de la propiedad. Se trata de uno de los aspectos más importantes a la hora de conocer el valor de una propiedad. Por ejemplo, se tiene en cuenta si dispone de calefacción o aire acondicionado. También si tiene ascensor, el número de planta, o si cuenta con garaje, trastero y otras zonas comunes, como piscina, jardines, gimnasio o cualquier otros. Son cuestiones que el tasador tiene analiza para determinar el valor de la vivienda.

• Estado de la vivienda. Como es lógico, el tasador también analiza el estado de la vivienda, es decir, si está reformada o no. Por supuesto, valora cuándo se ha realizado dicha reforma y las calidades de los materiales.

• Eficiencia energética. Contar con un certificado energético de la vivienda es obligatorio para seguir adelante con la operación. La categoría de la propiedad irá desde la A hasta la G. Como sabes, la A es la mejor que se puede obtener. Es una información que el tasador tendrá en cuenta a la hora de realizar su trabajo.

• Mercado inmobiliario. Como es lógico, la tasación de una vivienda también depende del mercado inmobiliario. Los precios fluctúan y es algo que se deja sentir en valor de la vivienda. Es algo que el tasador tiene en cuenta al realizar tu trabajo.

Saber cómo se tasa una vivienda es vital, ya que sin este importante paso la operación de compraventa es inviable si necesitas un préstamo hipotecario.

 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply