Comprar un piso al banco: ventajas y consejos

cottonbro at Pexels

Si buscas un piso económico, lo cierto es que no tienes demasiadas opciones. Sin embargo, hay una que no siempre se valora y que puede resultar muy interesante. Nos referimos a comprar un piso al banco. En las siguientes líneas descubrirás sus ventajas y también algunos consejos para que todo salga bien.

¿Cuáles son las ventajas de comprar un piso al banco?


Lo primero para saber si un producto es interesante para ti es conocer sus distintas ventajas, es lo que te mostramos a continuación sobre comprar un piso al banco:

• Los bancos tienen prisa por vender, por lo que suelen estar abiertos a negociar los precios y a bajar de manera considerable el establecido.

• Las entidades ofrecen mejores condiciones financieras para este tipo de productos. No solo facilidades para conceder el préstamo, sino también tipos de interés más bajos o porcentajes de financiación del 100 %.

• Algunos bancos también ayudan a reformar la vivienda, concediendo diferentes ayudas.

• Aunque no es tan amplia como el mercado libre, la oferta de viviendas de bancos es bastante extensa.

Por supuesto, esta operación también tiene algunos contras, el principal es que las casas no suelen estar en buen estado y de hecho algunas están bastante mal. Pero en general, suele ser una operación ventajosa si encuentras una casa que encaje con tus gustos y posibilidades. Ten en cuenta que los bancos no son inmobiliarias y no tienen ningún interés en tener una cartera de viviendas, lo que quieren es deshacerse de ellas lo antes posible.

¿Qué consejos debes tener en cuenta a la hora de comprar un piso a un banco?


Aunque puede parecer una operación sencilla, que lo es, lo cierto es que hay algunas consideraciones que debes tener en cuenta para acertar. Estos consejos te ayudarán a conseguirlo.

• Comprueba el ahorro. Por supuesto, no des por hecho que comprar una casa al banco siempre es mejor opción. Comprueba que el precio de la propiedad supone realmente un ahorro, sobre todo, teniendo en cuenta el estado de la propiedad.

• Negocia el precio. Aunque te parezca que están haciendo un buen descuento, intenta negociar el precio. Haz una oferta baja y deja que el banco hable. A partir de ahí, llega a un acuerdo que sea lo más beneficiosa posible.

• Busca bien. No te conformes con la primera vivienda que encuentres. Son muchas las entidades que cuentan con casas a la venta. Por eso, busca hasta que encuentres una propiedad que se adapte a tus necesidades.

• Facilidades. Aunque los bancos suelen dar mejores condiciones, comprueba que es realmente así. Que la hipoteca que te ofrece no es igual que si fueras a comprar otra clase de vivienda.

• Conoce la casa. Parece obvio, pero antes de dar ningún paso, visita la propiedad, conoce cómo es el barrio y si cubre todas tus expectativas. No te precipites al adquirir tu vivienda.

• Revisa todos los papeles. No se trata de desconfiar del banco, sino de comprobar todas las condiciones de la vivienda. Es interesante conocer en qué circunstancias se quedó el banco con el piso. También si tiene algún tipo de pago pendiente, aunque si es así, el banco debería saldarlo antes de seguir adelante.

• Busca asesoramiento. Contar con ayuda siempre resulta conveniente. Te recomendamos que además de contactar con el banco, consultes con algún experto sobre la conveniencia o no de comprar una casa al banco. No olvides que, si el precio es la única razón para comprar algo, no debes hacerlo. Es decir, la vivienda también debe resultar interesante por sus características.

Comprar un piso al banco es una buena opción, siempre que lo sea. Así que no dejes de comprobar que lo sea.

Compartelo en

Leave a Reply