Comprar una vivienda embargada: ¿es buena idea?

Comprar una vivienda embargada- ¿es buena idea_

Cuando vas a adquirir una propiedad, son muchas las cuestiones que debes tener en cuenta, pero pocas tendrán tanta importancia como su precio. De hecho, es casi la primera criba que tendrá que pasar la operación, ya que, si económicamente no es factible, el resto de las cuestiones no tendrán ningún valor. Existen diferentes formas de conseguir un inmueble con un precio más asequible y en las siguientes líneas analizaremos una de ellas, nos referimos a comprar una vivienda embargada. Descubrirás si es o no una buena idea.

¿Por qué hay tantas opciones para comprar una vivienda embargada?

Antes del estallido de la burbuja inmobiliaria se concedieron un buen número de hipotecas que estaban destinadas al fracaso. Las exigencias eran muy pocas y por eso las posibilidades de que los préstamos se quedasen sin pagar eran muy altas.

De aquella situación llegó la consecuencia lógica, muchas hipotecas empezaron a acumular impagos y el banco terminó quedándose con las viviendas. Es cierto, que las entidades no son agencias inmobiliarias y que su interés no es acumular inmuebles, pero en muchos casos no quedó otra opción.

Los bancos una vez con el piso es su poder tienen un gran interés por deshacerse de él, de ahí que suelan ofrecer condiciones más ventajosas. Las principales es un mejor precio y unas hipotecas con mayores facilidades.

En resumen, podemos decir que intentar comprar una vivienda a un banco es una buena idea. ¿Cómo hacerlo? A continuación, te damos algunos consejos que te resultarán prácticos.

¿Qué consejos te ayudarán a comprar una vivienda embargada?

Aunque es verdad que existe un buen número de propiedad embargadas, lo cierto es que no es el producto más conocido y por eso los siguientes consejos que hemos preparado te ayudarán en el proceso:

Encontrar la vivienda. Lo primero que tienes que hacer es encontrar una vivienda interesante. Para hacerlo, tienes varias opciones, como los portales inmobiliarios, las páginas de los bancos o acudir a las entidades de la zona en la que quieres comprar para conocer de primera mano si tienen alguna propiedad disponible.

Negociación. Una vez que has encontrado la vivienda que mejor encaja con tus intereses, llega el momento de negociar. Al igual que harías con un particular, también con el banco hay que intentar conseguir unas mejores opciones de compra.

Hipoteca. Como ya hemos dicho, los bancos están deseando deshacerse de las propiedades embargadas, por eso, es muy posible que estén dispuestos a negociar mejores condiciones para la hipoteca. Por supuesto, esto no quiere decir que se conceda a personas que no son solventes, pero quizás sí que puedan ampliar el plazo o el porcentaje de financiación.

Antes de firmar la operación, comprueba muy bien todas las condiciones. Una de las opciones es que el banco te ofrezca la posibilidad de adquirir una propiedad con inquilinos o incluso okupas. Valora muy bien esta opción, puesto que, si quieres que sea tu primera vivienda, no será nada fácil conseguirlo.

Como has visto, comprar una vivienda embargada puede ser una buena opciones, siempre que se consigan unas buenas condiciones a todos los niveles.

 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply