Comprar una vivienda en verano: ¿es buena idea?

Vincent Gerbouin at Pexels

Si le dices a alguien que vas a comprar una vivienda en verano, es posible que te diga que estás loco y que es mejor esperar a septiembre. ¿Es verdad? Es cierto que en verano mucha gente se va de vacaciones, pero en estos tiempos es raro que se vayan todo el mes. Además, es una época en la que todo el mundo está más tranquilo y quizás más dispuesto a negociar. Por supuesto, también te puedes encontrar con algún proceso más lento o con otros obstáculos. Sin embargo, en las siguientes líneas descubrirás que también es una buena estación para el mercado inmobiliario.

¿Es una buena idea comprar una vivienda en verano?

 

Ahora que estamos en la que para muchos es la mejor época del año, te vamos a mostrar por qué comprar una vivienda en verano es tan buena idea como hacerlo en cualquier otro momento del año. Es decir, tiene pros y contras, pero vamos a centrarnos en sus ventajas:

• Luz. En verano hay más horas de luz y más claridad en todo el país. Por eso, es el momento ideal para ver una casa en las mejores condiciones. Si vas un día nublado o con poca luz, te perderás muchos detalles que son importantes.

• Hipoteca. Los bancos en verano reciben menos solicitudes de hipoteca y por eso es muy probable que te atiendan mejor en todos los sentidos. Tendrán más tiempo para estudiar tu solicitud y también más ganas de conseguir nuevos clientes para la entidad.

Tiempo para buscar. Buscar una vivienda requiere una buena inversión de tiempo. Tienes que estudiar la zona y visitarla, quizás ahí ya veas algunas viviendas que sean de tu interés. Además, tendrás que visitar los distintos portales inmobiliarios, las agencias o los particulares. Así que vas a necesitar un buen número de horas disponibles.

Agentes de ventas. Las inmobiliarias siguen funcionando en verano, quizás parte de su plantilla esté de vacaciones, pero habrá agentes activos y con más tiempo para encontrar la casa que estás buscando.

Visitas particulares. También es posible que te sea más sencillo concertar una cita con un vendedor particular. Piensa que en verano muchas personas tienen jornada intensiva y casi todas algún día libre. Por lo que no será tan complicado que te puedan enseñar la vivienda como en otras temporadas del año.

Nueva ilusión. Comprar una casa en verano te permitirá llegar a septiembre con la ilusión de haber empezado una nueva vida en una nueva casa. Seguro que estarás encantado de haber dado el paso cuando llegue el momento.

• Mudanza. En verano te será más fácil hacer una mudanza en muchos sentidos. Por ejemplo, las empresas dedicadas a este sector tendrán menos trabajo. Además, podrás contar con la ayuda de amigos y familiares que están de vacaciones y que estarán deseando echarte una mano en tu nuevo proyecto. Como es lógico, que tú mismo tengas vacaciones también será clave.

Obras. También si tienes que hacer obras, el verano es una buena época. Como hemos comentado hasta ahora, las empresas tienen menos solicitudes y siempre hay trabajadores que no se van de vacaciones. Incluso si te vas a ocupar tú de la obra, puedes aprovechar parte de tu tiempo libre para hacerlo.

Como has visto, comprar una vivienda en verano es una gran idea. En Finteca seguimos trabajando durante estos meses y puedes contar con nuestra ayuda para conseguir la hipoteca que necesitas. Empezarás septiembre viendo en la casa de tus sueños.

Compartelo en

Deja un comentario