fbpx

Cosas a tener en cuenta antes de comprar un piso

Comprar Piso

A veces, los inconvenientes de la casa que has comprado no los puedes ver hasta que entres a vivir en ella

Hay ciertas cosas a tener en cuenta antes de comprar un piso, desde las instalaciones de agua y luz hasta las ventanas. Que esté en buen estado es muy importante, por esto, es imprescindible hacer una revisión antes de efectuar la compra.

Encontrar el piso o la casa perfecta es complicado, la mayoría de veces siempre encuentras algún inconveniente, pero cuando encuentras el sitio tienes que asegurarte de que todo está correcto. Lo peor de la compra puede llegar después, cuando entras a vivir al nuevo hogar y te encuentras con que tienes que pagar imprevistos por no haber comprobado primero si el estado de todas las instalaciones estaba aceptable.

 

Al visitar un piso que te interesa, pregunta a los propietarios o vendedores si hay alguna pega o inconveniente con las instalaciones de la casa. Sin embargo, aun teniendo una respuesta negativa por su parte, observa y asegúrate que todo está bien. Además, ten en cuenta que hay ciertas cosas que hasta que no entres a vivir allí no vas a poder ver. A continuación, te dejamos algunos aspectos clave que tienes que revisar antes de realizar la compra:  un piso

Los baños

Junto a la cocina, son uno de los lugares que puede provocar más gastos si está en mal estado. Hay veces que visitando una vivienda te centras solo en la estética y no entras en ver cosas relacionadas con la instalación y las tuberías.

  • Abre los grifos y comprueba que sale tanto agua fría como caliente. Además, también mira la presión del agua.
  • Fíjate bien en los azulejos y confirma que no se mueven o se caen. Asimismo, comprueba cómo están las juntas y que se encuentran bien selladas.
  • Mira y asegúrate que no haya humedades, ya que puede ser símbolo de fugas. También verifica que no hay fugas de agua en la ducha, bañera o lavabo.

La cocina

Como ya se ha mencionado, es uno de los sitios que más problemas puede generar. En este caso, dependerá mucho de si los electrodomésticos vienen o no con la compra de la casa. Sin embargo, hay algunas cosas que tienes que mirar si o si: el agua del fregadero, que salga fría y caliente y, si todos los armarios cierran bien.

 Si la compra incluye los electrodomésticos, hay ciertos puntos en los que tienes que fijarte: 

  • Comprueba que el lavavajillas funciona encendiéndolo.
  • Pon en marcha los fogones o la vitrocerámica para ver si trabajan como deberían.
  • La ventilación del horno es muy importante, así que asegúrate que funciona correctamente.

La red eléctrica

La electricidad es quizás, uno de esos factores más difícil de ver si se encuentra en buen estado o puede generar algún imprevisto. Lo primordial es preguntar al propietario o vendedor sobre el estado de la red eléctrica, sobre todo, si se trata de una vivienda de segunda mano, ya que un mal estado del cableado es sinónimo de sustitución y esto puede causar un coste elevado.

  • Revisa que todos los enchufes estén en buen estado y funcionan.
  • Mira todas las luces; lámparas de techo, pared y apliques y asegúrate que están bien sujetas y transmiten electricidad.
  • Comprueba que los cables del teléfono y la televisión están en disposición de ser usados.
  • Pregunta de qué año es la instalación.

La climatización

En el caso de tener aire acondicionado y calefacción, es importante ver si la instalación es correcta. Siempre que se pueda, recomendamos encender y apagar los aparatos para comprobar que funcionan.

Las puertas y ventanas

El cierre de puertas y ventanas va muy relacionado con la climatización del piso, porque si estas no están bien el frío entra con más facilidad. Así pues, cuando vayas a visitar la casa abre todas las puertas y ventanas y mira si cierran. En el caso de las puertas, también comprueba que no hay ningún problema con la cerradura de la puerta principal.

Los suelos y paredes

Aunque los imprevistos que pueda haber con suelos y paredes parezcan más obvios, a la hora de visitar un piso hay ciertos aspectos que pueden pasar desapercibidos. Primero, mira las paredes para que no tengan grietas, golpes u otras imperfecciones. Además, pueden ser un indicativo de humedades, así que asegúrate que no haya manchas.

Finalmente, en el suelo observa que todas las baldosas estén bien sujetas. En el caso de parqué, que ningún tablón esté flojo o haya partes del suelo que estén abombadas, ya que esto puede ser también un símbolo de humedades. 

Así pues, con todos estos consejos, cuando entres a vivir en tu nueva casa las sorpresas que pueden llegar después son menos probables. Siempre pueden ocurrir imprevistos, pero si los puedes evitar mejor. Comprar una casa no es fácil y, por esto, el consejo principal es infórmate. Si todo lo que has mirado está bien y el piso encaja con tus necesidades es hora de pasar a la firma de arras, porque ¡has encontrado tu casa perfecta!

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply