fbpx

Guía para encontrar tu casa ideal

Guia encontrar tu casa ideal

La ubicación, el precio y el número de habitaciones son los factores principales para escoger una vivienda

La adquisición de un inmueble es una de las decisiones más importantes de nuestra vida. Esta decisión nos acompañará durante muchos años, y no solo por lo referente a la compra y la firma de la hipoteca, sino también por la casa en sí. Sobre todo, si lo que quieres es una vivienda para ir a vivir y en la que establecerte.

Es verdad que la casa ideal depende de casa persona. Lo que puede ser imprescindible para ti no tiene por qué serlo para otro. Antes de empezar a buscar, debemos tener información y saber cuál es la situación en la que te encuentras y cuáles son las opciones que tienes. No obstante, hay unos factores o puntos clave que son esenciales para encontrar la casa ideal.

Puntos clave para la casa perfecta:

  • Ubicación y emplazamiento
  • Precio
  • Distribución
  • Espacio
  • Instalaciones
  • Seguridad
  • Antigüedad de la vivienda
  • Certificado de Eficiencia Energética
  • La comunidad
  • Garaje
  • Gastos fijos (calefacción, agua, luz, gastos de comunidad, etc.)

Cuando estés buscando casa, lo más importante es no dejarte llevar por la primera impresión, porque una casa bonita por fuera no quiere decir que no tenga problemas. Es más, si los tiene, a largo plazo pueden suponer una gran inversión.

Pasos para elegir tu mejor vivienda:

1. Haz una lista de deseos y necesidades

 

Antes de empezar a buscar, piensa qué requisitos debe cumplir la casa y apúntalos. De esta manera, podrás descartar muchas de las viviendas que veas en un principio. Es importante ir marcando desde el primer momento lo que quieres y lo que es imprescindible.

Por ejemplo, para una familia de dos hijos puede ser imprescindible que disponga, como mínimo de 3 habitaciones. Mientras que para una pareja de jubilados posiblemente será más importante que la finca tenga ascensor.

2. Calcula tu presupuesto

¿Cuánto dinero tengo?, ¿qué cantidad me prestará el banco? y ¿cuánto me puedo gastar? son quizás las tres preguntas más relevantes antes de comprar una casa. Porque respondiendo a ellas podrás saber de qué dinero dispones y qué presupuesto tienes, lo que hará que puedas eliminar una gran cantidad de opciones.

Piensa que para comprar una casa seguramente necesitarás de una hipoteca. Para solicitar una debes tener unos ahorros, así que también mira cuánto dinero tienes en el banco y qué puedes destinar a comprar la nueva vivienda. No te gastes todos tus ahorros en la compra, porque siempre hay gastos y otros imprevistos.

3. Busca por internet y consulta inmobiliarias

Actualmente, tienes muchas opciones a la hora de buscar una casa. Lo más común es que se empiece buscando por internet, porque allí hay miles de portales donde elegir. Te recomendamos que consultes las principales páginas web, ya que son los que más oferta inmobiliaria tienen. Una de las ventajas de mirar por internet es que las páginas te permiten poner filtros y así solo te salen las casas que se ajustan a lo que quieres.

Lo tradicional nunca falla, así que no está de más ir a visitar diferentes agencias inmobiliarias. En España hay centenares, pero asegúrate que realizan su trabajo correctamente. Lo que tienen que hacer es un estudio de mercado adaptado a tu situación y tus necesidades. A partir de allí asesorarte y hacerte visitar esos inmuebles que se ajustan a tu presupuesto y lo que les has pedido.

Otro tipo de búsqueda que funciona, es que te fijes en carteles de “se vende” colgados en los pisos. Si encuentras uno de estos carteles apúntate el número de teléfono y pide para hacer una visita. Quizás te lleves una sorpresa.

4. Infórmate sobre el mercado inmobiliario

Cada ciudad, pueblo o barrio son distintos, así que mira la situación en qué se encuentra el mercado inmobiliario del lugar donde quieras adquirir la casa. De esta manera, podrás ver si los precios de la zona son muy elevados y, por lo tanto, mirar en otros barrios, o con qué tipo de viviendas te encontrarás.

Piensa que cuanto más información tengas sobre el mercado, estarás más preparado para tomar una decisión.

5. Planea todas las casas que quieres visitar

Después de haber buscado mucho por internet, visitado agencias y hayas elegido unos favoritos, haz un planing para visitarlas. Te recomendamos que visites alrededor de unas 15 propiedades. Quizás no tengas mucho tiempo, pero piensa que cuantas más casas visites, te podrás hacer mejor una idea general de lo que te gusta y lo que necesitas.

A menudo sucede que visitas una vivienda que pensabas que te encantaría, pero que una vez allí te das cuenta que no era para ti. Así pues, no te cierres las puertas y valora todas las opciones.

6. Compara todas las viviendas que has visitado

Una vez hayas visitado todas las casas que tenías planeadas y haberte fijado en todos los detalles, empieza la comparación. Una buena manera es puntuar cada vivienda en función de los imprescindibles para tu casa ideal, la sensación del momento, etc. Esta es una buena forma de clasificar cada casa. No obstante, lo que puede suceder, es que sin darte cuenta hayas encontrado tu casa ideal, que es aquella que no te quitas de la cabeza y que hace que todo el resto no te gusten tanto.

7. Reduce la lista a 3 viviendas

Cuando la lista se haya a reducido a 3, quizás ha llegado la hora de que la balanza se decante por pequeños detalles, así que empieza a plantearte un seguido de preguntas:

  • ¿Cuántas habitaciones tiene? Valora tu situación y el futuro para decidir qué número de habitaciones es el ideal para ti. Por ejemplo, en el caso de ser una pareja y querer tener hijos, debes hacer una previsión y buscar algo más grande para poder acoger las habitaciones de los pequeños.
  • ¿En qué estado se encuentra? Fíjate en los suelos, si hay grietas en las paredes, el estado de las ventanas y las puertas, los muebles… Son cosas que pueden hacer que luego te salga mucho más cara una casa, porqué tendrás que reparar o comprar muebles nuevos.
  • ¿Tiene calefacción y aire acondicionado? Asegúrate de las instalaciones que dispone la casa y de si funcionan, porqué sino puede que tengas que invertir.
  • ¿Cómo es el entorno? Una cosa muy importante es el barrio, si en este dispones de los servicios básicos como colegio, supermercado, parques… Y también qué red de transportes hay, ya que si una buena comunicación es esencial para moverte por la ciudad y facilitarte las traslados de un lado a otro.
  • ¿Tiene garaje? Para muchos si el piso o la casa tiene garaje es algo a destacar y es que te da muchas comodidades. Además, si no dispone de garaje y tienes coche, posiblemente tendrás que alquilar una plaza de parking en otra finca, lo que te costará un dinero fijo cada mes.
  • ¿Qué piso es? ¿Hay mucho ruido? Si lo que has buscado es un piso, recuerda que cuanto más alto, menos ruido. No obstante, ten en cuenta si hay bares nocturnos o actividades de ocio cercanas, porque si es así, más de una noche podrías quedarte en vela.
  • ¿Cómo son los vecinos? Antes de firmar el contrato, date varias vueltas por el barrio, inspecciona los locales, pregunta a la gente, etc. Además, si es posible habla con algún vecino de la finca, de este modo te podrás hacer una idea de como es la comunidad.

8. Negocia el precio y haz tu oferta

Después de reducir todas las casas tan solo a 3, es la hora de escoger una. Negocia el precio de esta y presenta una oferta. Si la aceptan perfecto, pero si por algún motivo te quedas sin piso, siempre tienes la segunda opción. Piensa que a veces pueden haber imprevistos y no vendan o acaben vendiendo la casa a otra familia.

Encontrar tu casa ideal es algo por lo cual debes invertir tiempo. Busca mucho y asesórate, tanto por profesionales como amigos. No te dejes impresionar por la primera visita, porque seguro que encontrarás algo mejor. Te recomendamos que visites muchas casas y te hagas una idea general de lo que realmente estás buscando y lo que necesitas.

También piensa en el presupuesto. Antes de empezar con la búsqueda calcula tu hipoteca, es decir, el dinero que el banco te puede dejar. Si necesitas asesoramiento, contacta con Finteca, te ayudaremos a encontrar tu mejor hipoteca y, además, sin que tengas que hacer ningún esfuerzo.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply