fbpx

Hipotecas al 100 %: ¿es una buena opción para los clientes?

Hipotecas al 100 %

¿Cuál es uno de los mayores obstáculos a la hora de comprar una vivienda? Seguro que muchos coinciden en señalar que contar con el capital necesario para dar la entrada. Suele ser un requisito imprescindible para poder acceder a la compra, aunque no el único que hay que cumplir. Es cierto que las hipotecas al 100 % fueron habituales antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, pero a día de hoy también es posible optar a ellas. A lo largo de este artículo descubrirás cómo hacerlo.

¿Cuánto dinero ahorrado se necesita para comprar una vivienda?

Lo habitual al adquirir una vivienda es que los bancos exijan un ahorro equivalente al menos al 20 % de su precio de compra. Se trata de un requisito que para muchas personas resulta muy complicado de cumplir. Sin tener en cuenta que también hay que asumir algunos gastos que están asociados a este tipo de operaciones:

Tasación. Dependen del precio de la vivienda, pero calcula unos 300 euros si la casa vale sobre los 150.000 euros.

Notaría. Suele ser entre un 0,1 y un 0,5 % del importe del préstamo que se solicite y hay que sumar el coste de la escritura.

Registro de la propiedad. Suele ser el 0,2 % del valor de la compra.

Gestoría. El pago ronda los 350 euros.

Comisión de apertura. No todos los bancos la cobran, pero en algunos casos puede llegar hasta el 1,5 % del valor del préstamo.

IVA. El comprador solo tiene que pagar el 10 % de IVA si es obra nueva, ten en cuenta que ahora el Impuestos de Actos Jurídicos Documentados lo tiene que asumir la entidad bancaria.

Vistos todos estos gastos y otros que pueden aparecer, la pregunta que surge es cómo lograr una financiación para tu hipoteca al 100 %. En el siguiente apartado intentaremos que encuentres la respuesta.

¿Cómo se consiguen las hipotecas al 100 %?

Muchas personas piensan que si no cuentan con los ahorros que acabamos de detallar, no pueden acceder a una hipoteca. Sin embargo y aunque es más complicado, sí es posible. Estas son las opciones más habituales:

Valor de la tasación. Como ya sabes, lo normal es que los bancos concedan el 80 % del valor de la tasación. Las entidades piensan que si en X años no se ha conseguido ahorrar el resto, es porque no se tiene demasiada estabilidad a nivel económico. No obstante, si el precio de compraventa supone un 80 % del valor de la tasación, algunos bancos podrían conceder una hipoteca al 100 %.

Solvencia. Aunque no se tengan esos ahorros, algunos perfiles son tan solventes que para el banco sirven de garantía. Por ejemplo, un funcionario o un empleado con un sueldo alto, un contrato indefinido y una buena antigüedad en la empresa. Además, es importante no tener otras deudas.

Viviendas de bancos. En estos casos, algunas entidades son más flexibles a la hora de conceder una hipoteca y pueden llegar a un acuerdo con el comprador.

Doble garantía hipotecaria. Con esta opción el banco concede el 80 % de la hipoteca y el otro 20 % se cubre por medio de hipotecar otro inmueble, pero solo hasta que se paga esa cantidad extra. Te invitamos a leer nuestro artículos sobre la doble garantía hipotecaria, encontrarás toda la información que necesitas.

No olvides contar con los servicios de un asesor inmobiliario experto puede ser clave, ya que su experiencia le permite negociar mejores condiciones con los bancos. Contacta con nuestro equipo y te daremos la ayuda que necesitas para conseguir la mejor hipoteca.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply