fbpx

Hipotecas para jóvenes

Hipotecas jóvenes

Pedir una hipoteca antes de los 35 puede suponer una ventaja

Ser joven y pensar en comprar un piso es algo difícil, ya que se tiene la idea que a ciertas edades no se conceden hipotecas. Sin embargo, hay que saber que existen las hipotecas para jóvenes. Estas son para menores de 35 años y tienen unas condiciones distintas a las hipotecas normales.

Si eres joven y estás pensando en comprar un piso esto quizá te interese. Tener menos de 35 años no es un obstáculo a la hora de solicitar una hipoteca. De hecho, muchas entidades financieras adaptan las condiciones para este rango de edad.

Las conocidas como hipotecas jóvenes, son hipotecas que se conceden a menores de 35 años con unas condiciones diferentes. Por ejemplo; tienen un interés más bajo y menos comisiones. No obstante, hace falta informarse para ver qué entidades son las mejores según tus características, ya que no todas se adaptan a los millennials.  

Para optar a este tipo de hipotecas, igual que a cualquier otro, los bancos piden unos requisitos. Antes de solicitar una hay que enviar una documentación para verificar ciertos datos. Aun así, para las hipotecas jóvenes piden: que tengas un trabajo estable y también, ahorros.  

Actualmente, los sueldos a principios de la vida laboral no son demasiado altos, por esto es difícil tener muchos ahorros. Para solicitar una hipoteca se dice que debes tener ahorrado el 32% del valor del inmueble que se quiere adquirir. Las entidades no suelen dar hipotecas al 100, normalmente son al 80%, aun así, para las hipotecas joven puede haber excepciones y dar el 90% o más. Cabe destacar que aun teniendo menos de 35 años y muchos años por delante para pagar la hipoteca las condiciones que tienes que cumplir para obtener una hipoteca al 100 son muy difíciles. 

Ventajas de la hipoteca joven

Como ya se ha mencionado, las características de las hipotecas jóvenes son diferentes a las que se conceden normalmente. Las principales diferencias son:

 Interés más bajo: las entidades financieras suelen dar un interés más bajo, aunque en algunos casos, estos cambian las condiciones cuando ya cumples los 35. Es decir, si firmas la hipoteca con 29 años y el interés es bajo, puede suceder que cuando cumplas los 35 esta suba al interés normal.

 Financiación más alta: al no tener tantos ahorros, los bancos pueden llegar a dar más del 80% del valor de la casa o piso que quieres comprar.

Más tiempo para devolver el dinero: ser menor de 35 años hace que tengas más años para pagar la hipoteca. Esto los bancos lo aprovechan, ya que pueden ofrecerte una hipoteca para más tiempo, lo que hará que los plazos para pagar sean más largos y, en consecuencia, que el valor de cada cuota sea más bajo.

Menos comisiones: los jóvenes no suelen tener comisiones de apertura, entre otros gastos.

A parte de estas ventajas que dan las entidades financieras, hace falta destacar que hay administraciones públicas que intentan facilitar el acceso de los millennials a la vivienda a través de ciertas políticas. Por ejemplo, actualmente en España hay 9 comunidades autónomas que rebajan el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) a los jóvenes que compran una casa de segunda mano

La relación entre los jóvenes y los bancos no suele ser muy buena; desconfían de las entidades, lo que hace que muchas veces ni se planteen pedir una hipoteca. Pero si eres joven y te estás planteando comprar un piso, no lo dudes y aprovecha estas ventajas. Si estás confundido, quieres comprarte una casa y no entiendes cuáles son los provechos que puedes obtener con tu situación, contacta con los asesores de Finteca y asegúrate de conseguir tu mejor hipoteca.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply