fbpx

Las incidencias de impagos de alquileres han aumentado un 380 %

Incidencias de impagos de alquileres

España ha vivido casi 100 días en estado de alarma, una situación que no solo ha afectado a la movilidad de los ciudadanos, sino que también ha golpeado en gran manera a la economía. Poco a poco se van publicando nuevos datos que nos muestran la realidad de lo que ha ocurrido en estos más de tres meses. Ahora hemos conocido que las incidencias de impagos de alquileres han subido un 380 %.

¿Qué significa que las incidencias de impagos de alquileres hayan aumentado?

El último informe publicado por el Fichero de Inquilinos Morosos, FIM, que recoge las notificaciones de los arrendadores que no han cobrado sus rentas dentro del plazo establecido, muestra que las incidencias de impagos de alquileres han aumentado un 380 % a lo largo del estado de alarma.

Explica el FIM que con el confinamiento se incrementó la incertidumbre laboral y personal, lo que llevo a que muchos inquilinos retrasarán los pagos o incluso los dejarán de hacer. Fue en la primera semana de abril cuando los impagos empezaron a multiplicarse. De hecho, en las tres primeras semanas de ese mes alrededor del 43 % de los contratos que se controlan por medio del FIM notificaron incidencias de pago.

Desde el FIM se comenta que el hecho de que un arrendador notifique que no ha cobrado la renta en el plazo no quiere decir que se trate de un impago. En algunos casos se puede tratar de un retraso ocasionado por todos los problemas económicos que ha dejado la crisis del coronavirus.

¿Cómo se han disparado las notificaciones durante el estado de alarma?

En cuanto a las notificaciones por falta de cobro en la segunda semana del mes de mayo alcanzaron su máximo anual. Entonces hasta el 17 % de los arrendadores comunicaron que no habían cobrado su alquiler. Para el FIM esto pone de manifiesto que las medidas que se han tomado no han evitado que se llegue a este tipo de situaciones.

Cabe recordar que el pasado 11 de abril se aprobó por parte del Gobierno una orden ministerial con el fin de regular las ayudas al alquiler. Estaban destinadas a todos los inquilinos que se hubiesen visto afectados por la crisis provocada por el Covid-19. Se crearon una serie de créditos para ayudar a los arrendatarios que lo necesitasen.

Pero la realidad es que la cantidad de inquilinos que ha solicitado este tipo de ayudas en forma de créditos ICO es muy baja, por lo que no ha servido para evitar este aumento tanto de las incidencias por impagos del alquiler como de los propios impagos.

La Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler, Asval, cree que este tipo de créditos son una buena iniciativa, pero que los inquilinos no quieren optar a ella porque no están dispuestos a incrementar sus niveles de endeudamiento. Hay que tener en cuenta que muchos de estos arrendatarios se están enfrentando a situaciones económicas muy complicadas debido a la pérdida de su empleo o a otras situaciones que han llevado a que se reduzcan sus ingresos.

¿Temen los arrendadores los impagos en este momento?

El FIM ha realizado una encuesta entre unos mil propietarios y los resultados muestran que 8 de cada 10 temen que sus inquilinos les dejen de pagar. Este hecho ha llevado a que quienes están alquilando sus viviendas en estos momentos estén recabando toda la información posible de sus futuros arrendatarios, pretenden asegurarse al máximo el pago de las rentas.

Algunos expertos creen que el miedo al impago puede hacer que baje la oferta de viviendas en alquiler. Los arrendadores piden que existan más medidas de protección que garanticen los pagos. Ahora queda por ver si lo conseguirán o no.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply