Nuda propiedad

¿Quiere obtener un dinero extra para su jubilación sin tener que abandonar su vivienda?

La nuda propiedad es una fórmula regulada en el Código Civil por la cual el interesado vende su casa y permanece en ella como usufructuario de por vida.

Como funciona

La nuda propiedad consiste en la propiedad de un bien, pero sin tener el uso y disfrute del mismo.
Si una persona mayor de 65 años o con dependencia severa o gran dependencia vende su vivienda habitual, la ganancia derivada de dicha venta quedará exenta de IRPF. Y esta exención también es aplicable si sólo transmite la nuda propiedad y se reserva el usufructo vitalicio. Esto le permitirá obtener un dinero extra libre de impuestos para su jubilación sin tener que abandonar su vivienda.

Ventajas

Es un contrato sencillo y a nivel cuantitativo su oferta suele ser superior a la de la hipoteca inversa.

Desventajas

Su oferta no es homogénea ni está profesionalizada (los compradores suelen ser particulares o pequeños inversores), y es poco flexible. Así, no cuenta con la seguridad de un inversor institucional y regulado por las autoridades. En caso de final de la vida prematuro, el usufructo de la vivienda termina de forma que sus herederos no serán propietarios del inmueble ni recibirán compensación adicional de ningún tipo. En otras palabras, la venta de su hogar se habrá producido por un valor relativamente bajo a pesar de no haber disfrutado del usufructo de la vivienda durante muchos años.

Contactanos para resolver tus dudas

Por teléfono: 602 25 94 15

    Tu Población