Nueva Ley de Vivienda marcada por la polémica

Esta semana hemos conocido que llega una nueva Ley de Vivienda que traerá una serie de cambios y algunos de ellos ya han empezado a generar polémica. Aborda temas como la regulación del alquiler en las zonas tensionadas, recargar el IBI de las viviendas vacías y crear un bono para ayudar al alquiler de los jóvenes. En las siguientes líneas te invitamos a conocer más sobre lo que traerá esta medida.

¿Cómo se ha llegado a la nueva Ley de Vivienda?

 

Los socios de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, alcanzaron este martes un acuerdo para lanzar una nueva Ley de Vivienda, que como decíamos al principio no ha gustado a todos. Ha sido un aspecto clave para pactar los Presupuestos Generales del año que viene, pero ha despertado las críticas tanto de la oposición como del propio sector inmobiliario.

El acuerdo que estamos comentando no era fácil, ya que Podemos quería limitar los precios del alquiler, mientras que el PSOE se negaba a tomar una decisión de este tipo. Aunque ahora han llegado a un consenso, la Ley tiene que ser aprobada por el Consejo de Ministros.

¿Qué medidas incluye la nueva Ley la Vivienda?

Aunque ya hemos comentado algunas de las medidas principales de esta nueva Ley, queremos que las conozcas con más detalle. Por ejemplo, se considera un gran tenedor a quien cuente con más de 10 viviendas. Estos propietarios deben bajar los precios del alquiler teniendo en cuenta el índice de referencia, siempre que la propiedad se encuentre en una zona tensionada. Eso sí, serán las distintas comunidades autónomas las que pidan al Gobierno que declare cierta zona como tensionada, algo que las que gobierna el PP ya han dicho que no van a hacer.

Además, las personas físicas que cuenten con una vivienda de alquiler en las zonas tensionadas tendrán que congelar sus precios. Eso sí, en el caso de que decidan bajarlo podrán beneficiarse de bonificaciones fiscales de hasta el 90 %. El Gobierno afirma que con todas estas iniciativas buscan bajar los precios del alquiler.

Otra de las medidas es recargar el IBI hasta un 150 % para castigar las viviendas vacías. Son los ayuntamientos los que tienen que aplicar este recargo y nuevamente algunos ya han anunciado que no lo harán.

También quiere obligar el Gobierno a que se reserve el 30 % de todas las promociones de viviendas nuevas y que la mitad de este porcentaje se destine al alquiler social. Creen que de esta forma se podrá aumentar el parque de vivienda pública, algo que consideran esencial para que muchas personas puedan optar a su tener su propio hogar.

También se va a crear un bono joven de 250 para el alquiler. Se pueden beneficiar de esta ayuda las personas de entre 18 y 35 años, que ganen al año menos de 23.725 euros. en este caso se busca que los jóvenes se puedan emancipar. En España los jóvenes se van muy tarde de la casa de sus padres y se quiere lograr reducir esa edad hasta los 26 años, que es la media europea. Se incluirá en los Presupuestos Generales de 2022 y funcionará durante dos años. En el caso de las familias con una situación más comprometida, se contará con ayudas directas al alquiler de hasta el 40 % de su precio.

Además de la polémica que ha generado, queda por ver la efectividad y hasta qué punto se aplicará la nueva Ley de Vivienda.

Compartelo en

Deja un comentario