Piso heredado: ¿qué pasa si lo quieres vender?

5. ¿Qué es la FIPRE y para qué sirve_

Si algo ha traído la pandemia, ha sido un tremendo número de fallecimientos, sobre todo entre las personas mayores. Además de la tragedia que supone la muerte en sí, siempre conlleva una serie de trámites burocráticos tanto para la propia despedida del ser querido como para administrar los bienes que ha dejado. Una vez que recibes esos bienes, para muchos la duda es cómo vender un piso heredado.

¿Cómo se puede vender un piso heredado?


Cuando recibes un piso heredado, tienes diferentes opciones. Una de ellas es que te encaje y se convierta en tu residencia habitual. Otra es que decidas alquilar la propiedad y tener unos ingresos mensuales. La tercera posibilidad sería decidir vender el inmueble.

Por supuesto, antes de tomar cualquier decisión es fundamental que arregles toda la burocracia relacionada con la herencia. Serán diferentes dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la vivienda y de si sois uno o más herederos. A partir de ahí, tendrás que pensar qué vas a hacer con el piso heredado.

En cuanto a esos trámites previos y sin extendernos mucho, se suele necesitar el certificado de defunción, las últimas voluntades del finado y las escrituras de la propiedad heredada. Con toda esta documentación debes aceptar la herencia ante notario para seguir adelante.

Cuando la vivienda ya es de tu propiedad, debes liquidar todos los impuestos asociados a la herencia. Tienes un plazo de seis meses para pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que no es igual en todas las Comunidades Autónomas. De hecho, hay algunas Comunidades en las que este impuesto está bonificado y no se paga nada. En principio, tendrás que pagar la Plusvalía Municipal, aunque con los últimos cambios es importante informarse bien al respecto, pero lo más probable es que sí la tengas que abonar.

Cuando has liquidado todos los impuestos, tienes que presentarte de nuevo ante notario para firmar la escritura de adjudicación. Después, con la documentación que se te entregue tendrás que acudir al Registro de la Propiedad y poner la vivienda a tu nombre.

A continuación, ya puedes disponer plenamente de la vivienda y decidir qué vas a hacer con ella. Si te decides a venderla, el proceso será el mismo que en cualquier otro caso. Es decir, una vez que la propiedad te pertenece da igual si ha sido así porque la has comprado en su momento o porque la has heredado.

¿Cómo puedes complicarse la venta de un piso heredado?


Después de todo lo que has visto, seguro que te parece que no es tan difícil el proceso y realmente no lo es, en este caso la única complicación es contar con el dinero que necesitas para liquidar la herencia. También puede resultar más difícil si sois más de un heredero y sobre todo si no lográis llegar a un acuerdo para decidir qué hacer con la vivienda.

Muchas personas lo que hacen es dejar el tema en manos de un abogado, tanto si hay un único heredero como si hay más de uno, para tener todo el proceso claro y para que se ocupe de realizar todas las gestiones.

Lo que debes tener claro en todo momento es que una vez que la propiedad te pertenece y quieres venderla, dará igual si es un piso heredado o no. Las complicaciones pueden llegar antes o no existir, todo dependerá del proceso en sí.

Compartelo en

Deja un comentario