fbpx

¿Qué es y cuándo puedes necesitar una hipoteca puente?

hipoteca puente comprar casa

Una hipoteca puente podría ser la solución perfecta si lo que quieres es cambiar de casa

A lo largo de la vida, las necesidades cambian, también nuestros gustos, nuestras prioridades, incluso nuestro estilo de vida. Puede ser, que la casa que compraste hace años ya no se adapte a ti y quieras cambiar de vivienda cuando todavía estás pagando la hipoteca de la casa en las que estás viviendo. Pues es en estos casos en los que una hipoteca puente puede ser la solución perfecta. Por eso, a continuación, te mostramos todo lo que necesitas saber sobre este producto hipotecario.

¿Qué es una hipoteca puente?

Una hipoteca puente es un préstamo hipotecario que permite adquirir y comprar una casa nueva al mismo tiempo que sigues pagando la hipoteca de la antigua vivienda. 

Es un producto perfecto si lo que quieres es comprar una nueva casa, pero aun sigues pagando la que tienes actualmente y necesitas financiación para adquirir la nueva

A través de una hipoteca puente, puedes adaptar los pagos y las cuotas de tu actual hipoteca hasta que vendas la casa. Una vez la hayas vendido, este producto se cancelará y se formalizará una nueva hipoteca para el nuevo inmueble. 

En definitiva, la hipoteca puente es un producto pensando únicamente para poder comprar una casa nueva mientras se vende la anterior. 

¿Formas de pagar una hipoteca puente? ¿Qué cuotas puedo elegir?

  • Cuota reducida: pagarás un importe mensual más bajo y una vez vendida la casa deberás hacer frente a la diferencia. 
  • Cuota con carencia reducida: solo haces frente a los intereses de la hipoteca y no al capital pendiente de devolución, por lo que las cuotas se reducirán.
  • La cuota normal: en este caso, pagarás los intereses y el capital como en cualquier hipoteca tradicional, por lo que tus cuotas nos sufrirán ningún cambio.

¿Cómo funciona una hipoteca puente y cuál es proceso?

  • Contratación de una hipoteca puente: este es el primer paso. La entidad bancaria te concede un préstamo por las dos viviendas; la que compras y la que vendes. Por norma general, los bancos suelen dar entre 6 meses y 5 años para vender la antigua casa. 
  • Pago de las cuotas de la hipoteca mientras no encuentras comprador para la antigua casa: durante este periodo harás frente al tipo de cuota que hayas elegido.
  • Venta de la vivienda anterior: una vez hayas encontrado comprador para tu antigua casa, podrás utilizar parte del dinero que obtengas por la venta para pagar la deuda y liberar el antiguo inmueble. Por último, será en este momento cuando la hipoteca puente finalice y se haga una nueva hipoteca para la nueva casa. 

Sin embargo, como todo, la contratación de este producto hipotecario tiene sus ventajas e inconvenientes.

Por un lado, tendrás más comodidad y más tiempo para hacer frente al proceso de compra de una casa sin haber vendido la actual. 

Pero, por otro lado, es algo arriesgado, ya que se puede dar el caso de que no consigas vender la casa; y las cuotas a las que vas a tener que hacer frente luego son más altas. 

Contratar una hipoteca puente ser la solución perfecta si te encuentras en esta situación, no obstante, te recomendamos que seas precavido, lo reflexiones bien y estudies todas las posibilidades antes de contratarla, ya que, como hemos comentado anteriormente, es una operación que conlleva posibles riesgos. 

Si te encuentras en este proceso, o crees que es el momento de cambiar de casa, en Finteca te ayudamos. Nuestro equipo de asesores hipotecarios analizará tu caso de forma personalizada y conseguirá las mejores condiciones tanto para tu hipoteca puente como para la futura hipoteca de tu nueva casa. En Finteca, conseguir tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Recuerda que también puedes aprovecharte de nuestro servicio y simular la hipoteca en cualquier momento gracias a nuestra plataforma online gratuita. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply