fbpx

¿Qué debo hacer si no puedo pagar mi hipoteca?

no pagar hipoteca comprar casa

Descubre las alternativas y soluciones que tienes a tu disposición si en algún momento de tu vida no pudieras hacer frente a tu hipoteca

El plazo medio de una hipoteca para comprar una casa en España es de 19 años aproximadamente. Durante todo este periodo, tu situación laboral, personal y económica puede sufrir cambios; y hacer frente a una hipoteca puede complicarse. Cuando contratamos un préstamo hipotecario, tener en cuenta todas las situaciones que podrían darse a lo largo de nuestra vida y estar preparados para hacerles frente es clave. Por eso, a continuación, te mostramos algunas alternativas y soluciones que puedes aplicar si en algún momento no puedes pagar tu hipoteca.

El periodo de carencia

Solicitar al banco la carencia de tu hipoteca puede ser una solución. Es un periodo en el cual las cuotas mensuales de tu hipoteca disminuyen e incluso pueden reducirse a 0 en función de tu situación y lo que te ofrezca el banco.

Seguro de protección de pagos

Si se diera el caso, de que no puedes hacer frente a las cuotas de la hipoteca por una situación de desempleo o incapacidad temporal, el seguro de protección de pagos se haría cargo de forma parcial o total de esas cuotas hipotecarias por un tiempo determinado. Eso sí, siempre y cuando lo tengas contratado. 

Negociar con el banco

Otra de las opciones es negociar con el banco y tratar de buscar una solución. Además, de poder solicitar un periodo de carencia también podrías: 

    • Alargar el plazo de amortización y bajar así el precio de las cuotas mensuales. 
    • O, en el caso de tener muchas deudas, podrías pedir a tu entidad bancaria una reunificación de las deudas para agruparlas y pagar una sola cuota más baja, que las que pagas por cada una de ellas por separado.

Aumentar ingresos y reducir gastos

Esta sería una opción más personal, en la que el banco no juega ningún papel. Es una alternativa extra que puede ayudarte y que puede ser efectiva si la negociación con el banco fracasara. Por ejemplo, alquilar una habitación o la plaza de garaje te proporcionaría unos ingresos extra que podrían cubrir de forma total o parcial las cuotas mensuales de la hipoteca.

Vender la casa 

Si las alternativas anteriores no son suficientes, o no conseguimos negociar un acuerdo con el banco para hacer frente a esta situación; otra opción es vender la casa y usar el dinero para cancelar la deuda pendiente.

Pedir la dación en pago

Es decir, entregar la vivienda hipotecada al banco para saldar la deuda. De esta manera, dejas de deber el dinero prestado y tus bienes tanto presentes como lo futuros quedan a salvo de ser embargados. Sin embargo, debes saber que no todos los bancos están obligados a conceder la dación en pago. 

Como ves, tienes varias opciones, pero es importante que tomes un tiempo para valorar y reflexionar cada una de ellas y escoger la que más te conviene, teniendo en cuenta tanto la situación actual como la futura cuando las cuotas de la hipoteca vuelvan a la normalidad o incluso puedan aumentar.

Si vas a comprar una casa y para ello necesitas contratar una hipoteca, en Finteca analizamos siempre tu caso de forma personalizada. Nosotros tenemos en cuenta tu situación económica y tus recursos, y en base a ellos, negociamos por ti las mejores condiciones para tu hipoteca. en Finteca conseguir tu mejor hipoteca es nuestro fin. 

Recuerda que también puedes empezar por hacer números y simular tu hipoteca en cualquier momento a través de nuestra calculadora online gratuita. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply