fbpx

Razones para comprar una segunda residencia en Baleares

Comprar segunda residencia en Baleares

Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera es el paraíso vacacional de los españoles

Las Islas Baleares son uno de los mayores atractivos de España. De hecho, cada vez son más los turistas que deciden visitar estas islas paradisíacas, así como también comprar una casa allí. Las cuatro islas son muy distintas entre ellas y cada una tiene un encanto especial. Si estás pensando en comprar una segunda residencia aquí tienes algunas razones para comprar en Baleares.

Mallorca

Con una superficie de más de 3.600m2 es la isla más grande. Palma  es la capital de esta y, además, es la ciudad más grande de todas las Baleares. En esta isla te encontrarás todo tipo de turismo; desde los más fiesteros, hasta pequeños pueblos rurales con mucho encanto.

Es una buena isla para comprar una casa vacacional, ya que dispone de todos los servicios y, además, allí se encuentra la administración Balear. Mallorca se ha convertido durante estos últimos años en líder en la compra de segundas viviendas de Europa. 

Zonas destacadas de la isla

De entre todas las zonas, las más destacables para comprar son:

  • Palma: vivir en la ciudad sigue siendo tendencia y, muchos, deciden comprar una segunda casa allí porque es mucho más relajada que Barcelona y Madrid. Lo más buscado son casas adosadas en el casco antiguo, que pueden costar alrededor de 3 millones de euros. No obstante, hay mucha demanda en zonas residenciales con vistas al mar, como Portitxol.
  • Zona sudoeste: localidades como Port d’Andratx, Bendinat o Port Portals son de las más populares entre los inversores. El área del sudoeste de la isla es la más cara, los precios pueden rondar los 4 millones en grandes casas. Esto es en consecuencia de la elevada demanda y las fincas de nueva construcción. Se trata de una zona con montañas y playas preciosas, lo que hace de ello un entorno muy agradable.
  • Región de Formentor, Valldemosa y Port de Sóller: los precios en esta zona oscilan los 2 millones de euros. Igual que en el sudoeste de la isla, se trata de un ambiente con grandes acantilados, rocas y pequeñas playas ocultas que a veces, solo puedes llegar en barco.
  • Zona Este: Santanyí, Cala d’Or y alrededores es una de las regiones de costa con los precios más asequibles. Las fincas en esta zona suelen tener un coste de 1’5 millones. Se trata de una zona llena de pequeñas calas de aguas cristalinas, en las que destacan Caló des Moro y Cala Llombards.

Mallorca es una isla en la que puedes encontrar de todo, desde grandes fincas con vistas al mar hasta pequeñas casas en los pequeños pueblos de interior. Además, los precios también varían mucho según lo que estés buscando. 

Menorca

La mediana de las Baleares es la isla de los españoles por excelencia. Mientras en las demás te puedes encontrar con muchos extranjeros, los españoles acostumbran a decidirse por veranear en esta isla. Un gran porcentaje de las segundas residencias que se venden en Menorca son de familias españolas.

Menorca es una isla más pequeña que Mallorca, y por tanto, tiene los recursos más limitados. Por ello, no cuenta con los recursos de una gran ciudad como Palma, pero continúa siendo un punto de turismo muy importante.

La isla no llega ni a los 700m2. Las viviendas de segunda residencia se concentran en Ciutadella y alrededores. Por otro lado, Mahón es una de las ciudades más importantes de Menorca. Además de estas, existen otras localidades más pequeñas que tienen un alto índice de viviendas vacacionales. Pequeños pueblos de costa como Binibeca tienen un encanto especial, lo que hace que encuentres casas de segunda mano típicas de la zona.

De todas las islas, se considera que Menorca es la más familiar de todas, es un sitio donde pasar unas vacaciones lejos de los teléfonos, ordenadores y rutinas. Se trata de un lugar mucho menos urbanizado que Mallorca y más tranquilo que Ibiza, que se caracteriza, entre otras cosas, por la vida nocturna.

Ibiza y Formentera

Ibiza y Formentera son las dos islas más pequeñas de las Baleares, se encuentran una al lado de la otra y para llegar a Formentera tienes que coger un ferri en Ibiza.

Ibiza cuenta con menos de 600 m2. Tiene la fama de ser un lugar con mucha fiesta, tal y como se ha comentado anteriormente. No obstante, Ibiza es un buen sitio si lo que quieres es pasar un tiempo alejado de la realidad. Se trata de una isla que puedes recorrer fácilmente y encontrar rincones desconocidos con facilidad. Sin embargo, tienes que saber dónde ir. La zona de Sant Antoni es la más famosa por su proximidad con bares y discotecas, por lo que, si buscas tranquilidad, te recomendamos alejarte de aquí.

Por otro lado, Formentera es una isla más pequeña, un pequeño paraíso en medio del Mediterráneo. Los precios en esta isla son muy elevados, ya que la construcción de nuevas viviendas está muy regulada. Aun así, Formentera es un buen lugar donde invertir si lo que buscas es relax y desconectar.

La adquisición de una segunda residencia es una decisión difícil, por lo que tienes que mirar cuales son tus prioridades. En el caso de buscar algo más grande la mejor opción es Mallorca. Pero si lo que te gusta es cambiar por completo la ciudad por el mar las otras son muy recomendables. Tienes que pensar que en Menorca encontrarás mucho más español que en Ibiza, ya que es una isla muy concurrida por europeos.

Finalmente, Formentera es sinónimo de desconexión, ¿así que por qué no comprar una casa allí en la que pasar veranos y fines de semana? Sobre todo, en las temporadas bajas es toda una gozada.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply