Doble garantía hipotecaria: ¿es la solución que necesitas?

Conseguir un préstamo para comprar una vivienda no es fácil, pero en ocasiones se complica tanto, que hay que buscar soluciones alternativas. Si el solicitante no está bien asesorado, es posible que ignore algunas opciones que pueden ayudarle a conseguir el dinero que necesita. En las siguientes líneas te invitamos a conocer una de las más importantes, nos referimos a la doble garantía hipotecaria. A continuación descubrirás si es la solución que necesitas.

¿Qué es la doble garantía hipotecaria?

Si tú necesitas un préstamo para adquirir una vivienda, los bancos también necesitan firmar operaciones de este tipo para ser rentables. Por eso, es lógico que cuenten con opciones para sacar adelante las firmas más complicadas.

En términos generales, los bancos suelen estar dispuestos a financiar el 80% del precio de la compraventa o de la tasación. En algunas ocasiones llegan al 90%, pero ¿qué ocurre con quienes necesitan financiar el 100%? Que todo se complica, aunque sigue siendo posible.

Aquí es cuando entra en juego la doble garantía hipotecaria, pensada para todos aquellos que necesitan financiar la totalidad de la compra. Cuando se realiza una operación de este tipo, el banco financia ese 80% que ya hemos comentado, mientras que el 20 % restante estará a cargo de una tercera persona o de otra propiedad.

¿Por qué se llama doble garantía hipotecaria? Porque todas las hipotecas cuentan con una garantía hipotecaria, la vivienda que van a financiar, pero en este caso la garantía será doble, la propiedad financiada y la persona o vivienda que se ofrece para cubrir la operación.  Eso sí, una vez que el hipotecado paga ese 20% que no cubre el préstamo, la vivienda o la persona quedará libre de cualquier responsabilidad sobre la cantidad restante.

Con un ejemplo lo entenderás mejor:

Vas a comprar una vivienda que cuesta 150.000 euros. El banco se ofrece a financiar el 80 % de esa cantidad, 120.000 euros, y los otros 30.000 euros quedan cubiertos por la doble garantía hipotecaria. Cuando debas solo 120.000 euros al banco, esa garantía adicional será liberada.

¿Qué requisitos hay que cumplir para acceder a la doble garantía hipotecaria?

El primer requisito que debes cumplir para acceder a la doble garantía hipotecaria es el mismo que a cualquier otra hipoteca, ser una persona solvente y poder afrontar el pago de las cuotas. También debes contar con los ahorros necesarios para cubrir los gastos de la compra. Si la doble garantía hipotecaria la cubre otra vivienda, debe estar libre de cargas y tener un valor mínimo, que establecerá el banco.

¿Es una buena opción la doble garantía hipotecaria?

Seguro que no quieres que el deseo natural de contar con una vivienda te ciegue a la hora de tomar decisiones. En principio, la doble garantía hipotecaria es una buena opción, siempre que tengas claro que vas a poder afrontar el préstamo. Por supuesto, también debes contar con esa doble garantía hipotecaria para seguir adelante.

Recuerda que, si por cualquier razón no puedes pagar las cuotas, la vivienda o la persona que actúa como esa segunda garantía hipotecaria solo tendría que hacerse cargo de ese 20 % de la operación que cubre o del porcentaje que reste por abonar.

¿Es la doble garantía hipotecaria la solución que necesitas? Ponte en contacto con nuestro equipo de expertos y te ayudaremos a descubrirlo.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply