fbpx

¿Qué es un aval en una hipoteca?

aval hipoteca comprar casa

La figura del aval ha evolucionado. Descubre qué es y cuando la necesitas para que te concedan una hipoteca

En algunas ocasiones, puede pasar que el banco te exija garantías extras que demuestren que de alguna manera podrás hacer frente a los pagos de la hipoteca. En este momento es cuando aparece la figura del aval, y que en casos concretos puede ser fundamental para que te concedan el préstamo hipotecario. Por eso, a continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el aval en una hipoteca. 

El banco de España lo define como la manera de garantizar o asegurar a la entidad bancaria el pago de la hipoteca. Por tanto, es aquella persona que responde por ti, con sus bienes, en caso de que tu no pudieras pagar las cuotas de tu hipoteca. 

Sin embargo, la figura del aval ha cambiado mucho en los últimos años. Ahora el banco ya no le da importancia al hecho de tener un aval, sino a la capacidad real que tienes tú como cliente para hacer frente a los pagos. 

Actualmente, el aval es una figura que necesitarás o que el banco te exigirá cuando no puedas garantizar uno de estos tres requisitos básicos para la obtención de una hipoteca

    • Aportar el 30% del precio de compra de la vivienda. 
    • Llevar mas de dos años trabajando.
    • El pago de deuda no supere más del 35% de tus ingresos.

¿Qué requisitos debe cumplir el avalista?

Si no cumples con una de las condiciones básicas para que el banco te conceda un préstamo hipotecario, puede quete soliciten presentar un aval. Pero no sirve cualquier persona; tu aval deberá

    • Ser mayor de edad.
    • Tener solvencia económica e ingresos estables y suficientes para poder hacer frente a los pagos mensuales de la hipoteca si fuera necesario. Puede ser una nómina, una pensión o cualquier otra fuente de ingresos. 
    • No tener deudas, o si las tiene que sean deudas pequeñas para que la entidad bancaria lo acepte como avalista.
    • Disponer de un patrimonio suficiente que sirva de garantía. Tener bienes inmuebles libre de cargas, es decir, completamente pagados, es el mayor aliciente para el banco.

Por último, te recomendamos elegir bien a la persona que te va a avalar, ya que es algo que os unirá a los de por vida. Ambos debéis estar muy seguros de la decisión que tomáis y el paso que dais. 

Así que, si necesitas financiar la compra de tu nueva casa, ten en cuenta que quizás el banco te exija un aval que pueda responder por ti si fuera necesario. Pero que no cunda el pánico, en Finteca, te ayudaremos y asesoraremos en todo momento para que consigas la mejor hipoteca con las mejores condiciones para que no tengas que preocuparte por nada.

También puedes empezar ahora mismo simulando la hipoteca de tu nueva casa y tener una previsión de las cuotas a las que tendrás que hacer frente próximamente.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply