7 consejos para alquilar tu casa de la playa y no tener problemas

Muffin Creatives at Pexels

Hace algún tiempo compraste una segunda residencia cerca del mar. Era el lugar perfecto para pasar tus vacaciones cada año, también para acercarte los puentes o incluso algunos fines de semana. Pero ahora ya no la usas tanto y quieres sacarle un rendimiento a tu inversión. Esta pueda ser una razón para que te interesen los 7 consejos para alquilar tu casa de la playa y no tener problemas. Por supuesto, en cualquier otra circunstancia también te resultarán muy útiles.

¿Qué 7 consejos para alquilar tu casa de la playa te ayudarán a no tener problemas?


Ha llegado el momento de sacar partido a tu inversión y aprovechar las oportunidades de tener una segunda residencia. Por eso toma nota de estos 7 consejos para alquilar tu casa de la playa:

1. Periodo. Tanto si vas a disfrutar en algún momento del año de tu casa como si no, lo primero que debes decidir es el periodo durante el cual tienes previsto alquilar tu casa. Además, es bueno que tengas claro si es mejor hacerlo por días, semanas, quincenas, meses o incluso temporadas.

2. Precio. Siguiendo la línea del punto anterior, debes establecer el precio de la estancia. Lo normal es que cuanto más largo sea el tiempo de permanencia, más económico sea el alquiler. Por ejemplo, si por una semana cobrarías 500 euros, quizás por una quincena el precio serían 925 euros y el mes 1650 euros. Insistimos en que es solo por poner un ejemplo, para establecer tu tarifa debes analizar cómo se alquilan otras viviendas similares en la zona.

3. Agencia. También tendrás que decidir si vas a utilizar los servicios de una agencia para que gestionen el alquiler. Es cierto que se llevará una comisión, pero puede facilitarte el trabajo, sobre todo si no vives cerca de tu casa de la playa.

4. Contrato. Si trabajas con una agencia, el contrato de alquiler no será un problema. De lo contrario, lo mejor es que cuentes con un experto para que lo redacte. Son muchas las cuestiones que se deben tener en cuenta y si se te escapa alguna de ellas, puedes tener problemas. Así que no te confíes. Este profesional incluirá cláusulas que limiten el número de ocupantes, si se admiten mascotas o que los inquilinos pagarán todos los suministros, entre otras cuestiones.

5. Pago por adelantado. En este tipo de estancias lo mejor es solicitar el pago por adelantado. No merece la pena pedir otras garantías adicionales. Recoge el dinero cuando se firme el contrato.

6. Fianza. Resulta conveniente incluir una fianza y condicionar su devolución a que la vivienda se quede en el mismo estado en el que estaba antes de las vacaciones. Es importante que no te precipites y que no devuelvas este depósito hasta que no compruebes como está la casa. Si vives lejos y no cuentas con una agencia, quizás un vecino de confianza pueda revisar la propiedad.

7. Anuncios. Publicita de forma atractiva tu vivienda en portales especializados. Por supuesto, infórmate bien de cómo debes hacerlo. Es vital que el anuncio refleje todo lo que se va a encontrar el inquilino cuando llegue a tu casa. Aunque se pueden cuidar las fotos, las imágenes no deben crear confusión y que el veraneante se sienta decepcionado cuando llegue a su destino.

Pon en práctica estos 7 consejos para alquilar tu casa de la playa y seguro que será todo un éxito. Y si todavía no tienes una, en Finteca podemos ayudarte a conseguir la financiación que necesitas para tu segunda residencia. ¡No dejes de rellenar el formulario que encontrarás a continuación!

Compartelo en

Deja un comentario