Amortizar hipoteca antes de fin de año: ¿es buena idea?

Seguro que tienes una lista de buenos propósitos para el año que está a punto de comenzar. Es un clásico y en muchos casos trae consigo buenos resultados. Te ayuda a mejorar la motivación y a emprender en enero nuevos caminos que relativamente cambien tu vida. Sin embargo, todavía quedan unos días para que termine este ejercicio y por eso algunas personas se pueden preguntar si es buena idea amortizar la hipoteca antes de fin de año. En las siguientes líneas descubrirás la respuesta.

¿Por qué amortizar hipoteca antes de fin de año?

Amortizar hipoteca antes de fin de año es una buena idea sobre todo si compraste tu vivienda antes de enero de 2013. Decimos esto, porque fue a partir de ese momento cuando se eliminaron las deducciones fiscales por esta cuestión, menos en Navarra y el País Vasco que se siguen manteniendo.

Ten en cuenta que si tu hipoteca se firmó como máximo el 31 de diciembre de 2012, tienes derecho a recibir unos 1.300 euros anuales, en el caso de amortizar el máximo posible bonificable, es decir, 9.040 euros. Como has visto, es una cantidad considerable, por lo que fiscalmente te interesa realizar esta amortización no solo antes de que termine este año, sino todos los ejercicios durante toda la vida del préstamo.

Por supuesto, amortizar tu hipoteca no solo tiene ventajas a nivel fiscal, también a nivel financiero. Está claro que cuanto lo haces, consigues rebajar lo que pagarás a largo plazo por el préstamo. Además, lo harás durante menos tiempo o con una cuota más cómoda.

¿Qué más debes tener en cuenta a la hora de amortizar hipoteca antes del fin de año?

Una vez que tienes claro que tanto a nivel fiscal como financiero resulta una operación beneficiosa, tendrás que decidir qué harás con el capital amortizado. Tienes dos opciones: reducir plazo o reducir cuota. Aunque también puedes hacer una combinación de ambas.

A nivel económico resulta siempre más rentable reducir el plazo. Cuando tienes menos capital pendiente, pagas una cantidad inferior de intereses. Además, como mes a mes sigues pagando lo mismo, se reduce el capital de manera más rápida.

Por supuesto, si el dinero no lo has obtenido del ahorro, sino de cualquier otra opción, como una herencia y cada mes te ves algo ahogado con el pago de la cuota, será mejor reducirla. Es cierto que también pagarás menos intereses, pero la reducción será inferior que cuando apuestas por quitar años a la vida del préstamo. Es importante que antes de tomar esta decisión tengas claras todas las cuestiones implicadas y si no es así, que pidas asesoramiento profesional para que elijas lo mejor para tus circunstancias.

En todo caso, lo que sí es una buena opción en cualquier circunstancia, si puedes hacerlo, es amortizar hipoteca antes de fin de año. Como ahora ya sabes, siempre será ventajoso a nivel financiero, pero también a nivel fiscal si firmaste el préstamo antes del 1 de enero de 2013 o vives en Navarra o el País Vasco.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply