Cómo calcular la revisión de tu hipoteca

7. Cómo calcular la revisión de tu hipoteca

Si llevas años pagando un préstamo hipotecario, habrás visto que tu cuota mensual cambia cada seis meses o cada año. Esto sucede cuando se apuesta por un tipo de interés variable. En este caso, tu cuota se calcula utilizando el índice de referencia y añadiendo el diferencia que hayas pactado con tu banco. Es muy importante que, si tu préstamo funciona así, sepas cómo calcular la revisión de tu hipoteca. De esta forma, estarás seguro de pagar siempre lo justo.

¿Cómo calcular la revisión de tu hipoteca de forma sencilla?

Revisar la hipoteca consiste básicamente en actualizar los intereses que pagas por tu préstamo cada mes. Como ya hemos comentado, para hacerlo hay que conocer dos factores:

• El índice de referencia, que en la actualidad es para casi todos los préstamos el Euríbor.

• El diferencial que has pactado con el banco, que es un porcentaje.

Estos dos valores se suman y así se calcula la cuantía de tu nueva cuota, que puede haber subido o bajado. Recalcamos que la revisión de la hipoteca solo se realiza si el tipo de interés contratado es variable. Quienes apuestan por un tipo de interés fijo pagarán lo mismo durante toda la vida del préstamo.

¿Qué debes tener en cuenta para calcular la revisión de la hipoteca?

Es importante que revises bien tu escritura para que tengas claras las condiciones que has pactado con tu banco. Lo primero que debes comprobar es que el índice de referencia sea el Euríbor, si tu préstamo no es muy antiguo a buen seguro lo será.
También es importante que sepas el Euríbor con el que se va a revisar tu hipoteca, lo habitual es que se utilice el del mes anterior o el de dos meses antes.

Después, comprueba el diferencial que has acordado con tu banco. En muchos casos, ese diferencial se puede rebajar con algunas vinculaciones, que son productos que contratas con tu entidad. Debes confirmar que has cumplido con esos compromisos para tener un diferencial más bajo.

Una vez que tienes toda esta información clara, es bueno que compruebes que el banco ha efectuado bien la revisión. Que el Euríbor utilizado sea el del mes correcto y que el diferencial también esté bien calculado, sobre todo si tienes pactadas algunas vinculaciones. Ten en cuenta que los bancos también se pueden equivocar, así que verifica que todo está bien.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es cada cuánto tiempo se revisa tu hipoteca. Lo habitual es que se haga una vez al año, aunque hay hipotecas que se revisan cada seis meses. Es un dato que también aparece en la escritura de tu vivienda.

Si te parece que las condiciones de tu hipoteca no son muy favorables en comparación con las que se ofrecen en la actualidad, es posible que puedas negociar otras con tu entidad. Otra posibilidad es cambiar tu hipoteca a otro banco. Aunque no conozcas estas opciones, son bastante habituales.

Ahora que sabes cómo calcular la revisión de tu hipoteca, no dejes de comprobar que todo está bien.

 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply