fbpx

Mitos versus realidad sobre los préstamos hipotecarios

Mitos versus realidad sobre préstamos hipotecarios al comprar casa

Conoce toda la verdad sobre los préstamos hipotecarios y no te dejes vencer por los falsos mitos

Detrás de la compra de una casa, siempre hay una historia. Todos sabemos la importante decisión que hay detrás, los meses de meditación, la ilusión que se forja, las ganas de crear un hogar… pero también aparecen los miedos cuando entran en juego las hipotecas, los números y los préstamos. Sin embargo, a veces nos preocupamos más de la cuenta por creer en falsos mitos sobre préstamos hipotecarios, que más que ayudarnos, nos dificultan la toma de decisión.  

Antes de empezar a hablarte de falsos mitos y de la verdad (de la buena) que hay detrás de todos ellos, vamos a ponerte en contexto.

Un préstamo hipotecario es la cantidad de dinero que te presta el banco a medio o largo plazo, y que se destina normalmente a la compra de una vivienda. A cambio, tú deberás devolver el préstamo mes a mes, con su correspondiente tipo interés, y dejar la vivienda como garantía a favor del banco, para asegurar el cumplimiento del pago.

Dicho esto, vamos allá.

“Si me despiden, acabaré viviendo debajo de un puente”

Mucha gente piensa que perder un trabajo y perder la casa van de la mano. Sin embargo, debes saber que los préstamos hipotecarios pueden ir acompañados de diferentes seguros que actúan en casos como estos. Toda esta información queda contemplada en las condiciones de la hipoteca, solo tienes que informarte bien.

“Cuanto antes me quite de encima la hipoteca, mejor”

Este tipo de préstamos siempre se ajustarán a tu bolsillo y a tu nivel de ingresos, previendo que vas a disponer del dinero necesario para no vivir con el agua al cuello. Así que, no tendrás necesidad de privarte ni vivir con el cinturón apretado para hacer frente a los gastos mensuales de la hipoteca.

“Hipotecas al 100%”

Debes saber que ningún banco te prestará el cien por cien de lo que vale la vivienda, pero siempre realizará un estudio de tu nivel de ingresos para adaptar la cantidad que asumen y tu pago mensual a tus recursos y necesidades.

“Si contrato una hipoteca, me caso con el banco”

Muchas veces pensamos que, por solicitar una hipoteca, el banco nos tiene enganchados para toda la vida. El objetivo de cualquier banco siempre es recuperar el dinero que presta, evitando cualquier incidente. Así que no te preocupes, porque siempre procurarán ofrecerte todas la facilidades y alternativas para que puedas hacer frente a los pagos de préstamo.

“Solo las personas con trabajo fijo y salario alto consiguen préstamos”

Los bancos siempre estudian el perfil del solicitante, valorando y teniendo en cuenta muchos otros factores más allá de un trabajo y un salario. Por tanto, tu historial crediticio, tu nivel de ingresos, los productos financieros que tengas contratados… también importan.

No te dejes vencer por el miedo, infórmate bien y déjate asesorar por gente experta como Finteca para conseguir tu mejor hipoteca al comprar casa.

También puedes empezar a organizar y simular tu hipoteca gracias nuestra calculadora gratuita online. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply