fbpx

Cédula de habitabilidad: qué es y por qué la necesitas al comprar una casa

Cédula de habitabilidad al comprar casa

Si vas a comprar una casa, descubre por qué la cédula de habitabilidad será uno de tus mejores aliados

Cuando decidimos comprar una casa, miramos los acabados, las calidades, el número de habitaciones, si es espaciosa, luminosa… También tenemos en mente una lista con los documentos que nos harán falta, pero ¿y la cédula de habitabilidad? ¿la tenías en cuenta? Conviértete en todo un experto y entérate de por qué es tan importante cuando buscas una casa para vivir.

¿Qué es?

La cédula de habitabilidad es un documento que certifica que la vivienda cumple con las condiciones de habitabilidad mínimas. Es decir, garantiza que la casa que vas a comprar, vender o alquilar reúne lo necesario para vivir en ella.

Se trata de un documento importante, ya que, sin cédula de habitabilidad, el contrato de alquiler o compra venta de la vivienda quedarían anulados. También estarías en la misma situación, si el documento que certifica la cédula de habitabilidad estuviera caducado. 

Por otra parte, también la necesitarás para contratar y dar de alta los suministros de agua, luz y gas

¿Quién la otorga?

Lo expide el ayuntamiento de cada localidad y para conseguirlo necesitarás el informe técnico de un profesional, arquitecto o ingeniero que corrobore que la casa cumple con la normativa vigente.

¿Caduca?

El documento que certifica la cédula de habitabilidad caduca cada 15 años, por lo que, superado ese periodo de tiempo, será necesaria una renovación y solicitar un nuevo documento, siempre y cuando desees vender, comprar o alquilar la vivienda.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para obtener la cédula de habitabilidad?

  • La vivienda debe tener por lo menos 36m2 de superficie útil. 
  • Debe disponer como mínimo de un salón/comedor, una cocina, un baño y dormitorio. 
  • La cocina debe tener como mínimo un fregadero, un aparato de cocción y un sistema de extracción mecánica de humos. 
  • En el caso de los baños, deben contar con un lavamanos, un inodoro y una ducha.
  • También se verificará la higiene y salubridad de la vivienda a través de factores como la ventilación o la iluminación. 
  • El estado de las instalaciones y de los materiales de construcción también serán analizados.

Ahora ya sabes lo importante que ese este documento a la hora de comprar una casa. No te olvides de pedírselo al propietario, ya que en caso de que no lo tuviera, el contrato de compra venta sería nulo y todo el proceso no habría servido de nada.

Y si ya has topado con la casa perfecta, pero necesitas encontrar la mejor financiación, en Finteca estarás asesorado por un equipo de expertos que negociará por ti las mejores condiciones para tu hipoteca. Tu no tendrás que preocuparte por nada. 

Recuerda que también puedes aprovecharte de nuestra calculadora online y simular la hipoteca de tu próxima casa en cualquier momento.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply