Consejos antes de firmar un contrato de alquiler

Matthias Zomer at Pexels

Firmar cualquier tipo de contrato conlleva una responsabilidad, en muchos casos muy seria. Por eso, es necesario no solo leerlo bien, sino también conocer a qué te compromete y qué debes valorar para saber si es la mejor opción. A lo largo de las siguientes líneas queremos mostrarte unos cuantos consejos antes de firmar un contrato de alquiler que debes tener en cuenta.

¿Qué consejos antes de firmar un contrato de alquiler debes tener en cuenta?

Los consejos antes de firmar un contrato de alquiler que te mostramos a continuación te ayudarán a evitar errores que a la larga te pueden salir muy caros, toma nota de todos ellos:

• Que haya contrato. Lo primero es que siempre debe haber un contrato. Te puedes ver tentando a llegar a un acuerdo verbal, pero estarás menos protegido y puedes tener infinidad de problemas.

• Lee el contrato. Aunque más adelante veremos algunos puntos, es vital que leas el contrato con detenimiento antes de llegar a la firma. De hecho, pide que te lo faciliten antes y si tienes dudas, consulta con un profesional en la materia.

Propietario real. En la actualidad, hay casos en los que alguien suplanta la identidad del propietario real. Debes comprobar que no es así. Sobre todo, en el caso de que no trabajes a través de una agencia. Evitarás no solo no ser estafado, sino incluso convertirte en parte de algo que es ilegal.

• Comisiones y fianzas. Antes de llegar al momento de la firma, es vital que tengas claras todas las comisiones que te va a cobrar la agencia y también los meses que tienes que dar como fianza. Evitarás sorpresas y también que se aprovechen de ti.

• Qué gastos tienes que pagar. En la Ley de Arrendamientos Urbanos aparece que hay ciertos gastos que corresponden siempre al propietario y no al inquilino. Por ejemplo, el Impuesto de Bienes Inmuebles, la tasa de basuras o la cuota de la comunidad de vecinos Es verdad que se puede llegar a un acuerdo para repartirse los gastos o el propietario puede incrementar la renta para cubrir estos gastos. Sin embargo, si no hay acuerdo, corren por cuenta del propietario.

Conoce antes la zona. Está claro que a veces tendrás que mudarte fuera de tu ciudad o no tendrás demasiado tiempo para encontrar la vivienda que necesitas. No obstante, es aconsejable conocer bien la zona tanto para saber si tiene todos los servicios que necesitas cómo para tener claro si es un lugar tranquilo.

Todo es negociable. En la vida todo es negociable y la mayoría de los propietarios están dispuestos a rebajar algo el precio. En otros casos, se puede conseguir que cambie algún mueble, que pinte o que renueve un electrodoméstico que no está en las mejores condiciones. Plantéalo y espera su respuesta.

• Establece una forma de pago. La forma de pago del alquiler debe estar establecida en el contrato. Lo mejor es que se haga por transferencia bancaria. Es la manera más sencilla y segura para todos, aunque también se pueden establecer otras fórmulas. Eso sí, siempre debes tener un resguardo de que has efectuado el abono de la renta.

Si tienes en cuenta todos estos consejos antes de firmar un contrato de alquiler, seguro que todo irá bien.

Compartelo en

Deja un comentario