Qué es el IBI o Impuesto de Bienes Inmuebles

towfiqu-barbhuiya-jpqyfK7GB4w-unsplash

Que comprar una vivienda conlleva el pago de una serie de impuestos es algo que casi nadie desconoce. De hecho, algunos se abonan cada año. Sin embargo, el hecho de pagarlos religiosamente no quiere decir que los conozcas. Por eso, en las siguientes líneas te invitamos a descubrir qué es el IBI.

¿Qué es el IBI?

Empezaremos por explicar en qué consiste este tributo. IBI son las siglas de Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Se trata de uno de los tres impuestos obligatorios que imponen los ayuntamientos. Los otros son el IVTM, que es el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, y el IAE, que es el Impuesto sobre Actividades Económicas.

El IBI tiene que cumplir ciertos requisitos, pero los ayuntamientos pueden regular algunas de sus cláusulas, para que resulte más adecuado a sus necesidades concretas. Eso sí, en cualquier caso siempre debe cumplir con el artículo 6 de la Ley del Catastro Inmobiliario. Esta normativa establece cómo se determina qué espacios se deben sujetar a este tributo y cuáles son considerados como bienes inmuebles.

¿Cómo se realiza el cálculo del IBI?

Una vez que conoces en qué consiste este impuesto, también te interesa descubrir cómo se efectúa el cálculo el IBI. En primer lugar, debes tener claro que el punto de partida es conocer cuál es el valor catastral del bien inmueble.

El valor catastral de una vivienda se establece teniendo en cuenta algunos aspectos de la propiedad. Aunque como ya hemos comentado cada ayuntamiento marca algunas cuestiones para determinar la cuantía de este tributo, lo habitual es que se valoren estos aspectos:

  • La localización del bien inmueble.
  • Cuál es el coste de ejecución de la propiedad.
  •  Qué valor se establece para la vivienda.
  • Los tributos que gravan la construcción.
  • Cuándo se construyó el bien inmueble.

Con toda esta información, se determina cuál es el valor catastral de la vivienda, siempre será inferior al precio del mercado. En la mayoría de los casos, supondrá la mitad del coste real de la propiedad. Una vez que se ha establecido ese valor catastral, el ayuntamiento lo revisará cada 10 años, teniendo en cuenta los aspectos que ya conoces. Lo normal es que después de la revisión, dicho valor sea más alto y también que suba la cuota de IBI que estás pagando.

Una vez que el ayuntamiento conoce cuál es el valor catastral de la vivienda, determinará cuánto se tendrá que pagar de IBI. Como ya hemos comentado, cada consistorio tiene un amplio margen de maniobra para determinar cuál será la cuantía de este impuesto.

¿Quieres simular qué hipoteca has de solicitar?

Nuestro simulador te ayuda a descubrir qué aportación necesitas y cuánto te costará todo.
EMPEZAR SIMULACIÓN

¿Quién debe pagar este impuesto?

Paga la persona que tiene una propiedad a su nombre el 1 de enero de cada año. De esta manera, si traspasada esta fecha el propietario vende la casa, este seguirá siendo el responsable de pagar el impuesto durante ese año.

Por otra parte, en el caso de que seas propietario de una casa que está en alquiler, también serás tú y no el inquilino el que deba pagar el impuesto todos los años.

¿Cuándo se paga el IBI?

El IBI es un impuesto que se paga anualmente, pero cada ayuntamiento marca y fija el periodo y la forma en los que se debe efectuar el pago. Por lo que, dependiendo de donde vivas o compres la casa, el periodo y las opciones de pago serán unos u otros.

¿Cuánto se paga?

  • El valor catastral de la vivienda establecido por el ayuntamiento basándose en unos parámetros. Cada vivienda tiene un valor catastral distinto. Para saberlo, solo tienes consultar el catastro o acudir al ayuntamiento pertinente y solicitarlo.
  • El coeficiente que se aplica en función de este valor catastral, y que normalmente ronda entre 0,4% y el 1,3%.

¿Se puede pagar menos por el IBI?

Algunos ayuntamientos ofrecen ciertas bonificaciones para que el pago del IBI sea inferior. Las Viviendas de Protección Oficial tienen una cuota reducida, algo que también sucede en el caso de los bienes rústicos de las cooperativas agrarias. Las familias numerosas se pueden beneficiar de un pago más reducido. Como ya hemos comentado, el IBI es un impuesto local, por lo que tanto su cuota como las posibles bonificaciones las establece cada ayuntamiento. Así que no dejes de dirigirte a tu consistorio si tienes alguna duda al respecto.

Como ves, al comprar una casa entran en juego muchos factores, por lo que, si quieres hacer de este proceso, algo fácil y rápido, Finteca es tu solución. Nosotros te asesoraremos de principio a fin, tendremos en cuenta tus necesidades e intereses, negociaremos con las diferentes entidades bancarias con las que trabajamos y conseguiremos tu mejor hipoteca.

Recuerda que también puedes empezar por hacer números y simular la hipoteca de tu nueva casa con nuestra calculadora online

Compartelo en

Deja un comentario