¿Hipoteca fija o variable?: ventajas e inconvenientes

Hipoteca fija o variable

Última actualización: septiembre 4th, 2022 | 10:55 am

Valora este post

A día de hoy, al comprar una vivienda, una de las dudas más frecuentes es la de qué hipoteca contratar: ¿hipoteca fija o variable? Ante esta cuestión no hay una mejor o peor opción, sino que todo depende del perfil del cliente y de lo que este está buscando y en algunas ocasiones una opción híbrida en forma de hipoteca mixta puede ser la solución.

Así pues, antes de decantarse por una u otra hay que pensar a largo plazo y tener en cuenta varios factores de suma importancia que ayudarán a determinar qué es mejor en cada caso en particular. Por ello hay que tener muy claro cuál es la estabilidad laboral del comprador, si hay posibilidad de incrementar los ingresos a corto o medio plazo, en cuántos años se prevé pagar el inmueble, etc.

Diferencia entre hipoteca fija o variable

La diferencia principal entre hipoteca fija o variable es que una hipoteca a tipo fijo garantiza pagar el mismo importe durante todos los años que se haya contratado el préstamo, ofreciendo una estabilidad y seguridad, si bien asumiremos una mayor cuota durante los primeros años. 

Por otra parte, la hipoteca a tipo variable ofrece la posibilidad de pagar una entrada menor, aunque enfrentándose a las oscilaciones del Euribor cada año hasta finalizar los pagos del mismo, lo cual no es recomendable si no se cuenta con un colchón financiero para poder hacer frente a posibles subidas.

Lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de interés 

EURIBOR

Para las hipotecas fijas el Euribor no influye, por lo que te ahorrarás sorpresas y gastos imprevistos provocados por una subida del mismo. Las hipotecas variables sí varían con el Euribor. Por tanto, una subida en este tipo de interés implica tener una subida de hipoteca. Normalmente, este tipo de hipotecas suelen actualizarse cada seis meses, por lo que será bastante cambiante pudiendo subir o bajar cada cierto tiempo. 

No obstante, es en este cambio del Euribor donde se encuentra la principal ventaja e inconveniente de este tipo de hipoteca
 

Plazo de hipoteca

En las hipotecas fijas el plazo para pagar la vivienda es más corto y el tipo de interés que suelen ofrecer los bancos son más elevados que el de una hipoteca variable.

Dado que en  España, la devolución de las hipotecas tienen un cuadro de amortización basado en el  sistema de amortización francés y la mayor parte de los intereses se pagan al inicio, se puede pensar que la mejor opción puede ser una hipoteca variable.

Sin embargo, debemos destacar que los intereses ofrecidos en las hipotecas fija son muy competentes y un 74% de los españoles se decantan por esta opción.

Como norma general podemos establecer que si queremos devolver una hipoteca en menos de  15 años, mejor hipoteca variable mientras que si la hipoteca es a más de 20 años, mejor hipoteca fija. 

Previsión de futuro

Sin duda, una hipoteca es una de las operaciones financieras más importantes de nuestra vida y estudiar en profundidad las condiciones puede contribuir a no tener un disgusto en el futuro aunque esto no significa que la hipoteca que firmemos hoy no pueda modificarse mediante una operación llamada novación hipotecaria

Si crees que en el futuro tu situación financiera puede mejorar es aconsejable solicitar una hipoteca fija mientras que en el caso de mantener situación actual, la hipoteca fija será la mejor opción. 

Ventajas Inconvenientes
Hipoteca fija Estabilidad
Cuota fija
Préstamo a 20-25 años
Intereses altos
Comisión de apertura alta
Hipoteca variable Intereses más bajos
Periodo de amortización largo
Bajas comisiones
Inestabilidad en cuotas
Interés inicial fijo
Encarecimiento hipoteca a L/P

Ventajas y desventajas Hipotecas Fijas 

Las principales ventajas de las hipotecas a tipo fijo son:

  • Estabilidad. Las cuotas mensuales siempre son las mismas, no varían.
  • Cuota fija. A lo largo de toda la hipoteca se pagará la misma cantidad, de manera que factores externos como la subida del Euríbor no afectarán al precio.
  • Condiciones favorables. Los plazos de préstamos son alrededor de los 20-25 años y se pueden extender hasta 30 años.

En cuanto a las desventajas hay que destacar: 

  • Cuotas e intereses altos. En comparación con las hipotecas variables, las cuotas y los intereses son más elevados.
  • Comisión de apertura. También es más elevada que en el caso de las hipotecas variables.

Ventajas y desventajas Hipotecas Variables

Entre las ventajas de las hipotecas a tipo variable hay que tener en cuenta:

  • ​Intereses más bajos. A corto plazo son más económicas. Hoy en día los intereses están por debajo del 1% dado que el Euríbor está en negativo. 
  • Período de amortización largo. Es posible encontrar hipotecas a tipo variable con plazos de hasta 40 años. 
  • Pocas comisiones. Las hipotecas variables tienen comisiones más bajas – en algunos casos incluso nulas – en comparación con las fijas.

Por lo que respecta a las desventajas, hay que destacar: 

  • Variaciones Euríbor. Las variaciones del Euríbor pueden dar lugar a una inestabilidad de las cuotas, provocando un encarecimiento de la cuota mensual. 
  • Interés fijo inicial. Al principio no se aplica el interés variable, sino que se aplica un interés fijo durante un período de tiempo determinado que puede llegar a los 24 meses. 
  • Encarecimiento hipoteca a largo plazo. Aquellos que escogen este tipo de interés para poder pagarlo a largo plazo tienen el riesgo de acabar pagando más.

En conclusión, pese a que cada caso es totalmente distinto y hay que analizar las necesidades del cliente en cuestión, desde Finteca se han llegado a conseguir ofertas de hipotecas a tipo fijo para clientes al 0,954% TAE fijo a 30 años. Esto ha sucedido en determinados casos, en los que se han contratado varios productos. De la misma forma, a tipo variable, se han llegado a conseguir hipotecas con Euribor + 0,59%.

El interés mixto combina dos tipos de intereses, fijo y variable. La Hipoteca mixta es una mezcla entre una hipoteca fija y una variable. En este caso, el banco te ofrece una hipoteca fija durante unos años y el resto de años que dura el préstamo, se aplica una hipoteca variable. Por tanto, tiene las ventajas y los inconvenientes de las dos anteriores, siendo recomendable optar por este tipo de hipotecas cuando: 
  • Quieres tener un tipo de interés fijo durante los 10 primeros años.
  • Si puedes devolver el préstamo hipotecario en un periodo corto de tiempo.

Preguntas frecuentes

Se puede cambiar la hipoteca de tipo fijo a tipo variable negociando con el banco las nuevas condiciones a través de la subrogación de la hipoteca o novación. La subrogación puede ser el mismo banco con el que tenemos firmada la hipoteca o con otra entidad bancaria, mientras la novación será únicamente con el banco con el que hemos firmado. 

El cambio de hipoteca fija a variables por subrogación será gratuita a partir cuarto año. Si decides cambiar hipoteca a lo largo de los tres primeros años de vida de la hipoteca tendrá un coste  máximo del o, 15% aunque algunos bancos no cobran nada por ello. 

Si cambias de condiciones por subrogación existe una comisión durante los tres primeros años del 0,15%, a partir del cuarto año también es gratuita, pero además deberemos pagar los gastos de tasación de la vivienda exigida por el banco y cuyo coste asciende entre 200-500 €. 

 

Te puede interesar...

Compartelo en

Deja un comentario