fbpx

Periodo de carencia: ¿qué es y cuándo puedo usarla?

periodo carencia

La carencia puede ser una buena solución si tienes dificultades para pagar tu hipoteca

¿Podré pagar las cuotas de la hipoteca sin problema? ¿y si tengo dificultades económicas en un futuro? ¿voy a perder la casa? Estas, son algunas de las preguntas más comunes a la hora de comprar una casa y contratar una hipoteca. Nos puede invadir el miedo ante un futuro lleno de incertidumbres. Sin embargo, ante situaciones así existen soluciones y alternativas; el periodo de carencia es una de ellas.

¿Qué es el periodo de carencia?

La carencia de una hipoteca es un periodo en el cual el banco te ofrece la posibilidad de pagar una cuota inferior a la pactada por tu hipoteca, o incluso dejar de pagarla durante un tiempo establecido. Este periodo puede ir desde varios meses hasta más 5 años dependiendo de varios factores. O también puede pasar que el banco no ofrezca esta posibilidad.

¿Qué tipos de carencia me pueden conceder?

Según el banco, tu situación personal y las condiciones de hipoteca puedes optar a: 

    • Carencia hipotecaria parcial: es aquella en la únicamente pagas los intereses de tu hipoteca, y por tanto dejas de pagar el capital prestado. Con lo cual, la cuota mensual se reduce en gran medida.
    • Carencia hipotecaria total: es aquella en la directamente dejas de pagar tanto el capital prestado como los intereses. Y por tanto, no pagas nada.

¿Cuándo puedo optar al periodo de carencia?

No existe una regla única y concreta que establezca cuando una persona puede optar o no a un periodo de carencia. Depende de la entidad bancaria con la que tengas contratada la hipoteca, tu situación económica personal y las condiciones que tenga tu préstamo hipotecario. De la misma manera, en función de estos factores el tipo y el periodo de la carencia será uno u otro. 

Sin embargo, el principal motivo por el que se solicita y se concede un periodo de carencia es la dificultad económica. Por tanto, cuando quieras o necesites optar ella, deberás solicitarlo al banco que estudiará tu caso de forma personalizada y te informará de los términos y condiciones.

¿Qué pasa si solicito el periodo de carencia?

  • El precio de tu hipoteca se encarecerá, ya que una vez finalizado el periodo de carencia deberás devolver a través de tus cuotas mensuales, la cantidad que durante ese tiempo no has pagado. 
  • Para pedir un periodo de carencia hay que realizar una novación, es decir, una modificación del contrato de la hipoteca; y esto puede implicar gastos adicionales. 
  • Durante el periodo de carencia, el banco puede aumentar el interés aplicable a tu hipoteca.

Antes de solicitar un periodo de carencia es importante que analices las condiciones que ofrece tu entidad bancaria y valores bien la situación, ya que tras finalizar el periodo deberás hacer frentes a cuotas más altas. 

Sin embargo, se trata de una solución puntual que te puede ayudar a hacer frente a situaciones de dificultad económica. 

En Finteca te ayudaremos con todo el proceso de financiación, y te conseguimos las mejores condiciones para tu hipoteca, teniendo en cuenta todas las situaciones a las que puedes encontrarte a lo largo de tu vida. 

También puedes aprovechar nuestra calculadora online y simular tu hipoteca de forma gratuita en cualquier momento. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply