fbpx

Contrato de arras: Qué, cuándo y para qué

contrato de arras

Decides comprar una casa. Empieza la búsqueda. Tras varias visitas te decides por una. Negocias con el vendedor. ¿Y ahora qué? ¿Cuál es el siguiente paso?

Cuando compras una casa, sobre todo si es la primera vez, puedes llegar a sentirte perdido entre tanta burocracia, procesos y conceptos farragosos. Por eso, te damos una visión 360º de lo que implica un contrato de arras.

El contrato de arras es un acuerdo privado que firmas con el propietario de la casa y en el que ambos os comprometeis, tú por una parte a comprar la casa, y él a vendértela. Es lo que se conoce como “la entrada” o “señal”. Este acuerdo te servirá para garantizar y asegurar tu derecho sobre la compra de esa vivienda.

A través de este contrato, tú como comprador te comprometes a pagar una cantidad de dinero.  Normalmente es el 10% de lo que cuesta la casa, aunque no existe una cantidad determinada por ley, y a cambio te aseguras la exclusividad en la compra de la vivienda. Esta cantidad que pagues siempre se descontará del precio final.

Por otro lado, también se establecen las condiciones y penalizaciones, en el caso de que alguna de las partes se eche atrás en la compraventa de la casa una vez firmado el contrato de arras. No obstante, estas penalizaciones varían en función del tipo de arras que firmes.

Te recomendamos que las arras solo las firmes si estás completamente seguro de que quieres comprar esa vivienda.

Por tanto, ¿qué debe figurar en tu contrato de arras?

  • Información personal tanto tuya como del propietario.
  • Descripción detallada de la vivienda; como la dirección, la superficie, etc. Es importante que antes de firmar las arras sepas con todo detalle cualquier factor que afecte a la vivienda.
  • La cantidad de dinero que vas a pagar en concepto de señal.
  • El precio final que vas a pagar por comprar la casa y el tiempo máximo en que se va a realizar la venta. Además de las posibles cargas de la vivienda o el reparto de los gastos derivados de la compraventa.
  • Las condiciones y penalizaciones de ambas partes en caso de incumplimiento.
  • El modelo de arras que firmas.

¿Qué tipo de arras existen? ¿Cuál elijo?

Hay tres modelos diferentes de arras según la finalidad del contrato y cada una tiene consecuencias jurídicas diferentes.

  • Arras penitenciales: tanto tú como el vendedor podéis rescindir el contrato. Si en este caso eres tú, perderás la cantidad que hayas entregado y pactado con el vendedor. Si, por otro lado, es el propietario, entonces tendrá que devolverte la cantidad que haya recibido por duplicado. Son las más comunes.
  • Arras penales o desistimiento: en estas, la parte que cumpla con el contrato tiene el derecho de exigir su cumplimiento. De esta manera, podrá recibir una indemnización por daños y perjuicios. Sin embargo, en este caso, si hubiera un incumplimiento, solo se tendrá que devolver la cantidad aportada por duplicado si quedara pactado. Son las más utilizadas.
  • Arras confirmatorias: te comprometes a entregar una cantidad de dinero como garantía que será restada del precio final de la vivienda. Y en caso de incumplimiento, tanto tú como el propietario, podréis reclamar una indemnización por daños y perjuicios. Son las menos comunes.

Comprar una casa no es tarea fácil, debes estar completamente seguro de los pasos que das y de los documentos que firmas. Sin embargo, si quieres despreocuparte, hacerlo fácil y disfrutar del camino… Finteca consigue tu mejor hipoteca y te asesora ofreciéndote las mejores opciones para no tengas que preocuparte por nada. Empieza por simular tu hipoteca y acaba disfrutando de tu nuevo hogar, porque en Finteca, tu mejor hipoteca es nuestro fin. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply