Comprar una vivienda alquilada: ¿es una buena idea?

El mercado inmobiliario está lleno de opciones, algunas son más clásicas mientras que otras son más innovadoras. Es importante no solo conocerlas, sino también tener claras cuáles son sus ventajas y desventajas. En este artículo queremos hablarte de una de las opciones que tienes para invertir, nos referimos a comprar una vivienda alquilada. Te invitamos a descubrir si es una buena idea.

¿Es una buena idea comprar una vivienda alquilada?

Aunque no es una operación tan conocida como otras, lo cierto es que comprar una vivienda alquilada es algo que se suele hacer con más frecuencia de la que piensas. Es cierto que la mayoría de las personas que adquieren un hogar es para vivir en él, pero también se hace como inversión.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de analizar si es una buena idea comprar una vivienda alquilada, es la duración del alquiler y también las intenciones del inquilino. Ten en cuenta que si adquieres una propiedad en estas condiciones tendrás que respetar el contrato de arrendamiento.

Una vez que finalice el contrato de arrendamiento, es cierto que el inquilino puede pedir una prórroga, pero el nuevo propietario tiene herramientas legales para negarse a que esta se produzca. Por supuesto, si a ambas partes les interesa el nuevo acuerdo, se puede establecer sin ningún problema. Como es lógico, se podrán pactar nuevas condiciones para el contrato.

¿Qué cuestiones debes tener en cuenta al comprar una vivienda alquilada?

Es importante que tengas en cuenta una serie de cuestiones antes de comprar una vivienda alquilada. Conocerlas te ayudará a evitar problemas, son estas:

Derecho de tanteo. Algunos inquilinos tienen firmado en su contrato de arrendamiento el derecho de tanteo. Es decir, tienen la opción de realizar una oferta por la compra de la vivienda y en igualdad de condiciones, tendrá derecho a ser el comprador. Por eso, antes de seguir adelante, es importante conocer las intenciones del inquilino si tiene esta condición en su contrato.

Cargas. Esta comprobación se debe hacer siempre, pero también si la casa está alquilada. Debes tener claro que la vivienda no tiene ningún tipo de carga.

• Seguridad. Si la operación se hace en conformidad a la Ley vigente, podemos decir que será totalmente segura. Es más, si tu intención es alquilar la vivienda, ya tendrás hecho el trabajo. Además, contarás con un inquilino que de una forma u otra ya habrá demostrado su solvencia. En principio, a la persona que tiene alquilada la vivienda le debe dar igual quien es su dueño, pero quizás sea interesante que hables con ella antes de firmar la compra.

• Contrato. Queremos recalcar que el contrato entre propietario e inquilino se debe mantener hasta que concluya, salvo que se llegue a algún tipo de acuerdo. Resulta conveniente que analices con anterioridad todas las condiciones del contrato. Así evitarás malentendidos.

• Derechos. Por supuesto, tú también tienes derechos y si el inquilino incumple el acuerdo reflejado en el contrato de alquiler, podrás tomar acciones legales en su contra. Es posible que el propietario anterior tenga un seguro de alquiler, averigua si te puedes subrogar. En cualquier caso, es importante que cuentes con esta protección cuanto antes para evitar problemas.

¿Es una buena idea comprar una vivienda alquilada? Puede serlo o no, depende de tus circunstancias y también del contrato de alquiler. Analiza bien la operación antes de embarcarte en esta aventura financiera.

Compartelo en

Leave a Reply