fbpx

Calcula tu mejor hipoteca

calcula-tu-hipoteca

El tipo de interés, el plazo y los ahorros son claves para saber cuál es tu hipoteca ideal

¿Estás pensando en comprar una casa y no sabes ni por dónde empezar? Calcula tu hipoteca teniendo en cuenta los factores clave. Piensa que la hipoteca es lo que te permitirá convertirte en propietario, así que infórmate de qué son y cuales son tus intereses para solicitar la hipoteca perfecta.

Si quieres comprar un piso, ten en cuenta que lo primero que debes saber es de qué cantidad de dinero dispones. A la hora de solicitar una hipoteca, un factor importante es la cantidad que tienes ahorrada, así que mira tu cuenta bancaria y calcula qué dinero puedes destinar a la compra de un inmueble. A partir de allí, busca y valora tus opciones.

Para pedir una hipoteca, lo que tienes que calcular es:

1. El porcentaje de financiación que vas a pedir

Sabiendo tus ahorros y el precio de la casa, tienes que calcular qué cantidad vas a pedir a las entidades financieras. El dinero que te prestará dependerá de tu estado económico y del valor del inmueble. Normalmente, los bancos no suelen dar hipotecas al 100%, es decir, que cubren el valor total del inmueble. Suelen prestar alrededor del 80%. Este hecho es relevante porque de ello dependerá la cantidad que tienes que pedir. Si un piso vale 100 mil euros, las entidades te llegarían a dar, por norma general 80 mil. Sin embargo, puede suceder que tengas dinero ahorrado y en vez de pedir 80 mil solo necesites 50 mil (recuerda que también debes tener ahorrado para los gastos e impuestos de la compraventa). Cuando menor sea el porcentaje de financiación que demandes más fácil es que te aprueben la hipoteca.

En función del valor del inmueble que quieres adquirir y tu situación económica, los bancos te darán más o menos dinero. Por lo tanto, lo principal antes de solicitar una hipoteca es saber qué porcentaje del valor de la casa vas a pedir.

2. El tipo de interés

Si ya has mirado un poco de qué van las hipotecas, sabrás que toda hipoteca va ligada a un tipo de interés, que puede ser: fijo o variable.

Por lo que hace al interés variable, es aquel que va cambiando en función de dos factores: el diferencial de la hipoteca y el Euríbor. El diferencial es la parte fija del préstamo y es lo que se pacta con el banco durante la firma. Mientras que el Euríbor es un índice de referencia que indica el tipo de interés promedio y que va cambiando diariamente. En consecuencia, en función de éste, la cuota a pagar variará y puede beneficiarte o no según lo que indique el índice.

Cabe destacar que el interés variable es el que más abunda en España; actualmente las entidades están ofreciendo condiciones muy buenas, por ello la mayoría de las hipotecas firmadas son con este tipo de interés.

Por otro lado, el interés fijo es aquel que con los años no cambia. No te puedes salir beneficiado si los intereses bajan, pero tampoco perjudicado cuando suban. Siempre sabrás la cantidad de dinero que tienes que pagar al banco.

Para solicitar una hipoteca ten en cuenta el tipo de interés te conviene más. Por ello intenta pedir ayuda para que analicen tu perfil y así saber qué es lo más beneficioso.

3. El plazo

Según el INE, el plazo promedio en el que los españoles amortizamos una hipoteca son 22 años. Sin embargo, este va en función de varios aspectos, en los cuales hay la edad. Asimismo, los bancos te ofrecen muchas posibilidades, que van desde meses hasta años. No obstante, las entidades se han marcado como límite dar hipotecas de hasta 30 años.

Por norma general, se acaba de pagar la hipoteca con 65-70 años, por lo que según la edad con la que pidas, el plazo de la hipoteca será uno u otro. Si tienes menos de 30 años, puedes pedir una hipoteca de hasta 40 años. Mientras que, si tienes unos 50 años, no te van a conceder un préstamo para 30 años, así que lo máximo que te van a ofrecer será para 20.  

Para calcular la hipoteca, la edad influye en los años que vas a tener que pagar el préstamo. Además, ten en cuenta que cuantos mayor sea el plazo, más intereses. Por lo tanto, mira qué es lo que más te conviene en función de tu edad y la cantidad de dinero que tienes que pedir.

Con estos factores, calcula qué hipoteca te pueden conceder y cuáles son las mejores condiciones que te pueden ofrecer. Si no tienes claros los conceptos clave de las hipotecas, es recomendable ponerse en contacto con expertos hipotecarios como Finteca para que te aconsejen y ayuden a conseguir tu mejor hipoteca.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply