10 consejos para comprar una vivienda sobre plano

ryan-ancill-h86ZkM5Qiqg-unsplash

¿En qué consiste comprar una vivienda sobre plano?

Comprar una vivienda sobre plano consiste en adquirir la propiedad antes de que se finalice su construcción. Apuestas por un proyecto, que todavía no es real, pero que lo será en plazo de tiempo estipulado en el contrato. Si vamos a la esencia del término, supone optar a una vivienda que aún no se ha empezado a construir. Por lo que solo tienes a tu alcance su plano, en realidad bastante más información, para hacerte una idea de cuál será el resultado final. ¿Cuál es el motivo de hacerlo así? Que se consigue un precio más asequible.

Por supuesto, también es una operación con ciertos riesgos y antes de apostar por ella te invitamos a conocerla mejor.

¿Qué ventajas puede tener comprar una vivienda sobre plano?

Lo primero que debes valorar es que comprar sobre plano puede suponer hasta un 15 % de ahorro al adquirir una vivienda. Esto puede significar en una propiedad con un precio de 150.000 euros un ahorro de más de 22.000 euros, sin duda, una cantidad más que importante. Por supuesto, este ahorro no siempre es el mismo y depende de diferentes cuestiones, pero siempre va a ser más económico comprar sobre plano que cuando la vivienda ya está construida. 

Además, comprar una vivienda sobre plano te da la opción de seguir su construcción y también de introducir algunos cambios, así conseguirás un espacio que se adapte mejor a tus gustos y necesidades.

Como es lógico, es una decisión importante y debes valorar diferentes cuestiones para que la compra sea segura. Por ejemplo, la situación económica del constructor, si cuenta con todos los permisos para realizar la obra, cuál será el plazo de entrega y qué condiciones tendrás que asumir.

¿Qué debes tener en cuenta al comprar sobre plano una vivienda?

La OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, no es muy partidario de esta opción y te recomienda que tengas en cuenta estas cuestiones:

  1.  Revisa todos los contratos y comprueba todas sus cláusulas.
  2. No des la señal hasta que no tengas toda la información sobre el proyecto, debes conocer el precio, los pagos o el plazo.
  3. Guarda toda la documentación que te entregue la promotora, también la publicidad que realice sobre la construcción.
  4. Huye de las cláusulas de exoneración de responsabilidad por retrasos ajenos a la promotora.
  5. Ten claro lo que ocurrirá si una de las partes incumple lo pactado.
  6. Ten bien documentados todos los pagos que realizas.
  7. La vivienda no se puede entregar hasta que no cuente con el certificado de final de obra y la licencia de primera ocupación. No aceptes que se escriture si no tienes estos documentos.
  8. Revisa a fondo la vivienda una vez que te la hayan entregado.
  9. No olvides la garantía de la vivienda, que en algunos casos llega a los 10 años.
  10. Si se retrasa la entrega, es posible volverse atrás en la operación. Recuerda que si esto sucede, tienes dos años para reclamar la devolución de las cantidades anticipadas.

Ahora que ya conoces en qué consiste comprar una vivienda sobre plano, decide si es la mejor opción para ti.

¿Quieres simular qué hipoteca has de solicitar?

Nuestro simulador te ayuda a descubrir qué aportación necesitas y cuánto te costará todo.
EMPEZAR SIMULACIÓN

Compartelo en

Deja un comentario