fbpx

7 tips para que tu casa sea más confortable y saludable

tips casa confortable

El orden, la luz, los muebles y hasta la temperatura son piezas imprescindibles para conseguir que tu hogar sea acogedor y cómodo para vivir

Disponer de un hogar con un ambiente cálido y confortable es vital para pasar tiempo en casa. Para conseguirlo, debes tener en cuenta una serie de aspectos que te ayudaran a convertir tu casa en un lugar donde pasar horas y puedas desconectar del trabajo y el exterior.

Ya sea porque acabas de comprar una casa o quieres cambiar el ambiente de la que ya tienes, es primordial que sientas que tu casa es un tu hogar, un sitio personal y cómodo donde tengas ganas de pasar horas. Para ello, tienes que jugar con la luz, la decoración y los muebles. A continuación, te vamos a dar 7 consejos para transformar tu casa en un lugar confortable y saludable.

Ten en cuenta la importancia de la luz natural

La luz es uno de los factores que más influyen en un ambiente. De hecho, es uno de los aspectos en los que más se fijan los compradores. Lo que no saben, es que hay muchas maneras de potenciarla:

  • Pintar las paredes y techos con colores claros.
  • Utilizar muebles que sean blancos, madera clara, etc.
  • Si es posible, poner ventanales bien orientados.
  • No poner cortinas demasiado gruesas.
  • Jugar con el cristal y los espejos para que el espacio parezca más grande y que la luz llegue a más rincones.

Mantén el espacio ordenado y que sea funcional

No todo lo que hace que un espacio sea acogedor es la decoración. Es verdad que esta ayuda, pero una de las claves es el orden. Es importante que cuides el aspecto de tu casa. Si utilizas una decoración que te permita tener un espacio amplio y sin muchos objetos, la sensación que dará es de tranquilidad, frescura y comodidad. Así pues, una buena forma de conseguirlo es usando muebles con cajones y sin poner muchos elementos a la vista.

Utiliza mobiliario confortable y mullido

Para tu bienestar, lo más recomendable es que optes por poner muebles ergonómicos, que sean cómodos, funcionales y que, además, tengan una estética a tu gusto. Además, cualquier decorador o profesional te dirá que, a la hora de comprar muebles, no debes escatimar en el sofá, la cama o las sillas y mesa del comedor. Son elementos en los que pasarás muchos ratos y deben contribuir a tu salud, así que antes de comprar nada por la estética, prueba si estás cómodo.  

Juega con los colores y las diferentes texturas

Actualmente, hay muchas tendencias de decoración y muchas de ellas crean ambientes confortables a partir de las texturas. Uno de los puntos esenciales para que un espacio sea bonito y cómodo es combinar tejidos y colores tierra, grises, beige, blancos…  Además, piensa que estos colores neutros pueden combinarse con otros de más fuertes que pueden aportar personalidad a tu hogar.

La madera es un material primordial para un ambiente acogedor

Hay muchos materiales que pueden hacer que tu casa se convierta en un espacio placentero, pero ninguno como la madera. Es un material que puedes utilizar tanto para los suelos, muebles y hasta alguna pared. Utiliza tonos claros y maderas de roble, fresno o pino para conseguir un ambiente más acogedor.

Intenta aislar la casa del ruido exterior

Parece mentira, pero la acústica es importante para tu confort. Un mal acondicionamiento acústico puede afectar a tu salud y bienestar, ya que puede provocar que no duermas bien, dolor de cabeza, etc. Por este motivo, antes de hacer una reforma es imprescindible que mires cuales son las mejores formas de aislar la casa y evitar ruidos. A parte de tener un buen acondicionamiento, intenta utilizar elementos decorativos que ayuden a amortiguar el sonido; como alfombras, muebles tapizados, etc.n

Estar siempre con una buena temperatura

Según muchos estudios, la temperatura ideal para el cuerpo humano se sitúa entre los 23 y los 25 grados, así pues, tienes que intentar mantener siempre la temperatura de tu casa alrededor de estas cifras. Para ello, lo mejor es tener instalado un sistema de climatización eficiente y con un buen aislamiento.

Así pues, estos son tan solo algunos de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de convertir tu hogar en un sitio confortable y saludable para ti. Piensa que tu casa es un sitio donde vas a pasar muchas horas, así que consigue que cada vez que entres por la puerta pienses: “en ningún sitio como en casa”.

Si estás pensando en comprar una casa, recuerda que Finteca te ayuda a conseguir la mejor financiación. Nuestros asesores se encargan de negociar con los bancos las mejores condiciones para tu hipoteca. Si tienes dudas, simula tu hipoteca y nos encargaremos del resto. Porque en Finteca, tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply