fbpx

Hipotecas para vivienda habitual y para segunda residencia

Hipoteca vivienda habitual segunda residencia

Por norma general, las hipotecas para segundas residencias suelen tener más requisitos y unas condiciones menos favorables

Cuando se dice que antes de comprar una casa vacacional hace falta estar informado y seguro es porque las hipotecas para este tipo de viviendas son más complicadas. Las entidades consideran que la financiación de una segunda residencia es más arriesgada. Por este motivo, ofrecen unas condiciones peores a las de una vivienda habitual.

A la hora de comprar una casa y solicitar una hipoteca, debes tener en cuenta que tienes que cumplir unos requisitos y unas condiciones que cada entidad establece. Sin embargo, estas condiciones se endurecen cuando pides una hipoteca para comprar una segunda residencia. Esto es porque son más arriesgadas y, ahora quizás te preguntes; ¿por qué es más arriesgado?

Las entidades consideran que no es lo mismo financiar una vivienda habitual que una vacacional. Y es que piensan que es más probable que dejes de pagar antes una hipoteca para una segunda residencia que para la vivienda habitual. Es normal que te preocupes antes por el lugar donde vives, por esto los bancos piden que, si quieres comprar una casa para las vacaciones, tengas una muy buena situación económica.

Como las condiciones para cada hipoteca son distintas, a continuación, te vamos a mencionar cuales son los principales cambios y los que más te afectan:

Porcentaje de financiación

Si estás interesado en comprar una casa, seguramente ya te has informado un poco sobre las hipotecas actuales. Y es que desde de la crisis económica, las entidades financieras han dejado de conceder hipotecas al 100% de financiación. Como máximo, dan hipotecas hasta el 80%, hecho que hace que tengas que tener unos ahorros para cubrir el 20% restante y, a parte, todos los gastos que derivan de la compra. Esta condición ya hace que muchos descarten la opción de adquirir una vivienda.

Pero para una segunda residencia, los bancos establecen como máximo de financiación, en el mejor de los casos, el 75% del valor de la vivienda. Por esta razón, para comprar una casa vacacional debes tener muchos más ahorros.

Plazo máximo 

Una de las claves de las hipotecas y que hará variar mucho la cantidad a pagar de cuota mensual es el plazo de financiación. Si para una vivienda habitual este puede oscilar, como máximo, entre los 35 o 40 años, dependiendo de la edad de cada uno, para una segunda residencia no suele superar los 25 años. Lo que provoca que tengas que asumir una cuota más elevada y, por tanto, más motivo, para los bancos, por sufrir para un impago.

Tipo de interés

Por lo general, el tipo de interés para las hipotecas de casas vacacionales es más elevado. Sin embargo, tienes la opción de contratar una hipoteca para una segunda residencia a buen precio. Para ello, lo que tienes que hacer es comparar las condiciones que te ofrecen diferentes entidades financieras y ver cual se ajusta más a ti.

Por todo esto, conseguir una hipoteca para comprar una casa vacacional es más complicado y exige tener un muy buen perfil financiero. No obstante, si quieres adquirir una vivienda y tu perfil no es el mejor, piensa que tienes otras opciones, como buscar un avalista o aportar una doble garantía.

Si quieres encontrar tu mejor hipoteca, recuerda que en Finteca te ayudamos a ello. Nuestros asesores se encargan de negociar con los bancos las mejores condiciones para tu hipoteca. Así pues, si estás interesado, sal de dudas y simula tu hipoteca con nuestra calculadora online, nosotros nos encargaremos del resto. En Finteca, tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply