Interés de demora: ¿qué es y qué límites tiene?

Interés de demora- ¿qué es y qué límites tiene_

Pagar tu vivienda cada mes en el plazo que has acordado con tu banco puede ser todo un reto. Las entidades no entienden de necesidades individuales y en estos casos solo se centran en lo que dice la escritura de la hipoteca. Lo normal es que, si no se abona la letra a tiempo, se tenga que pagar una indemnización al banco. Se trata del interés de demora, en las siguientes líneas descubrirás qué es exactamente y que límites tiene.

¿Qué es el interés de demora?

El interés de demora de una hipoteca es la compensación que recibe el deudor cuando no se paga la renta mensual y que se establece en la escritura del préstamo hipotecario. Se trata de un porcentaje que abona como penalización para paliar en parte el perjuicio que supone para la entidad no recibir el pago a tiempo.

Queremos recalcar que este tipo de cláusula se debe plasmar en la escritura de préstamo hipotecario y deben quedar claras todas sus condiciones. Antes, estos intereses podían ser muy altos, superando en ocasiones el 20 %.

No obstante, hace algunos años la Ley de Defensa de los Consumidores manifestó que estas compensaciones resultaban abusivas y que eran excesivamente altas. A partir de ese momento, muchos compradores llevaron los intereses de demora de su hipoteca a los tribunales, para determinar si incurrían en el abuso que estamos comentando.

¿Qué ha supuesto para los intereses de demora la nueva Ley Hipotecaria?

El 16 de junio de 2019, empezó a funcionar la nueva Ley Hipotecaria que cambió las condiciones de los intereses de demora a partir de ese momento. Hasta ese momento se tenía en cuenta para fijar la cantidad el interés legal del dinero, desde esa fecha se utiliza el interés remuneratorio de la hipoteca.

Además, se estableció que el banco solo podía sumar al interés remuneratorio un máximo de 3 puntos. Teniendo en cuenta los intereses actuales, en ningún caso se alcanzará ese más del 20 % que se podía pagar con la Ley anterior ni mucho menos.

Es necesario tener en cuenta que los intereses de demora se empiezan a aplicar el primer día que no se paga la cuota. La cantidad que tendrás que pagar dependerá de el interés de tu hipoteca. Imagina que es del 2,5 % y el banco añade esos tres puntos, el interés de demora será del 5,50 %.

Con un ejemplo práctico será más sencillo calcular el coste. Pagas cada mes 575 euros de hipoteca, te has retrasado 30 días, para saber la cantidad tienes que realizar esta operación:

575 x 0,0550 x 30/365= 2.60 euros.

Eso sí, por desgracia la nueva Ley Hipotecaria solo beneficia a quienes han firmado su hipoteca después de su entrada en vigor, si lo has hecho antes, tendrás que negociar directamente con tu banco unas mejores condiciones.

Está claro que conocer qué es el interés de demora es vital y ahora ya sabes no solo en qué consiste, sino también sus límites.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply