¿Qué pasa si hereda una vivienda con hipoteca?

cuando se acepta una herencia, también se aceptan las deudas contraídas por la persona fallecida. Uno de los casos más comunes es la herencia de una vivienda con hipoteca.

Última actualización: octubre 24th, 2022 | 01:40 pm

Cuando recibes un piso heredado, tienes diferentes opciones. Una de ellas es que te encaje y se convierta en tu residencia habitual. Otra es que decidas alquilar la propiedad y tener unos ingresos mensuales. La tercera posibilidad sería decidir vender el inmueble. Por supuesto, antes de tomar cualquier decisión es fundamental que arregles toda la burocracia relacionada con la herencia.

Serán diferentes dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la vivienda y de si sois uno o más herederos. A partir de ahí, tendrás que pensar qué vas a hacer con el piso heredado.

Aceptar herencia ante notario

Se suele necesitar el certificado de defunción, las últimas voluntades del finado y las escrituras de la propiedad heredada. Con toda esta documentación debes aceptar la herencia ante notario para seguir adelante.

Liquidar impuesto de Sucesiones y Donaciones

Cuando la vivienda ya es de tu propiedad, debes liquidar todos los impuestos asociados a la herencia. Tienes un plazo de seis meses para pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que no es igual en todas las Comunidades Autónomas. De hecho, hay algunas Comunidades en las que este impuesto está bonificado y no se paga nada. En principio, tendrás que pagar la Plusvalía Municipal, aunque con los últimos cambios es importante informarse bien al respecto, pero lo más probable es que sí la tengas que abonar.

Firmar escritura de adjudicación

Cuando has liquidado todos los impuestos, tienes que presentarte de nuevo ante notario para firmar la escritura de adjudicación. Después, con la documentación que se te entregue tendrás que acudir al Registro de la Propiedad y poner la vivienda a tu nombre.

A continuación, ya puedes disponer plenamente de la vivienda y decidir qué vas a hacer con ella. Si te decides a venderla, el proceso será el mismo que en cualquier otro caso. Es decir, una vez que la propiedad te pertenece da igual si ha sido así porque la has comprado en su momento o porque la has heredado.

 

No quiero renunciar a la herencia

Existen varias alternativas para no tener que renunciar a la herencia. La principal es contar con un seguro de vida, pero hay otras opciones para poder mantener la vivienda, que dependerán de la situación económica del heredero y el patrimonio del fallecido.

Opciones si hay seguro de vida 

En primer lugar, una fórmula preventiva para poder asegurarse de que nuestros herederos no adquieran una deuda son los seguros de vida vinculados a las hipotecas. Esto es un seguro de vida con el banco que ha concedido la hipoteca como beneficiario. Así, tras el fallecimiento, la entidad bancaria recibe una cantidad para amortizar la hipoteca, y el heredero recibe la vivienda sin deudas.

Por otro lado, un sistema común es la contratación de un seguro de vida ordinario, con el heredero como beneficiario. Así,  este puede hacer frente no solo a la posible hipoteca, sino a otro tipo de deudas que haya podido contraer el fallecido.

Opciones si no hay seguro de vida

  • Aceptar la herencia

Si se acepta una herencia que incluye una hipoteca, el beneficiario asume el pago de la hipoteca con las mismas condiciones que tenía el fallecido, tan solo cambiando el titular de la misma. El problema surge cuando no se tienen recursos para hacer frente a esta deuda con la entidad bancaria.

  • Renunciar a la herencia

La primera y más evidente es la renuncia de la herencia. Si el heredero no puede asumir la hipoteca, no se puede renunciar tan solo a la vivienda, sino que tiene que ser una renuncia “en bloque” de toda la herencia. Hay que tener en cuenta que aparte de heredar la hipoteca, para aceptar una vivienda se debe pagar también la plusvalía del suelo y el impuesto de sucesiones, que variarán en función de la consanguineidad con el fallecido y la comunidad autónoma donde vivamos.

  • Aceptar la herencia a beneficio de inventario

Una fórmula muy interesante para no tener que renunciar a la herencia es aceptarla a beneficio de inventario. Esto permite al heredero “pagar” la hipoteca con el resto del patrimonio heredado, hasta donde alcance el valor del resto de bienes. Este trámite debe hacerse ante un juez o notario y puede ser una opción muy ventajosa si se cuenta con patrimonio suficiente para no tener que renunciar a nada.

Cómo puede complicarse la venta de un piso heredado

Después de todo lo que has visto, seguro que te parece que no es tan difícil el proceso y realmente no lo es, en este caso la única complicación es contar con el dinero que necesitas para liquidar la herencia. También puede resultar más difícil si sois más de un heredero y sobre todo si no lográis llegar a un acuerdo para decidir qué hacer con la vivienda.

Muchas personas lo que hacen es dejar el tema en manos de un abogado, tanto si hay un único heredero como si hay más de uno, para tener todo el proceso claro y para que se ocupe de realizar todas las gestiones.

Lo que debes tener claro en todo momento es que una vez que la propiedad te pertenece y quieres venderla, dará igual si es un piso heredado o no. Las complicaciones pueden llegar antes o no existir, todo dependerá del proceso en sí.

 

Te puede interesar...

Compartelo en

Deja un comentario