fbpx

Cómo conseguir una casa eco-friendly

como conseguir casa eco-friendly

Bombillas LED o ventanas aislantes son algunas de las formas que tienes para que tu casa sea mucho más sostenible y ahorres en facturas

Convertir tu casa en un lugar más sostenible te permite ahorrar en la factura, pero al final, nos acaba favoreciendo a todos. Así pues, el consumo energético de tu vivienda es algo que debes tener controlado. Por este motivo, te vamos a explicar cómo puedes conseguir que tu hogar sea más eficiente.

Pero antes de empezar, te contaremos qué es una vivienda sostenible y por qué es importante. Es una construcción responsable que garantiza las condiciones de habitabilidad, aunque con poco consumo energético. Con tal de minimizar el consumo, estas viviendas tienen instaladas paneles solares o sistemas para la reutilización del agua, entre otras cosas.

A pesar de no tener tales instalaciones en tu casa, con pequeñas acciones puedes conseguir que el lugar donde vives sea mucho más eficiente, no solo para reducir los gastos, sino también cuidar el planeta. A continuación, te vamos a explicar qué gestos son los que puedes hacer fácilmente en tu casa.

Un buen aislamiento

Unas buenas ventanas te ayudan a ahorrar tanto en calefacción como en aire acondicionado. Así que, si puedes, instala ventanas aislantes, como también materiales que te ayuden a no perder el calor por las paredes. Los materiales aislantes más fáciles de instalar son el corcho o el poliuretano.

Aprovecha la luz natural e instala bombillas de bajo consumo

Para ahorrar en iluminación y, por tanto, en la factura de la electricidad, aprovecha al máximo la luz solar. Durante el día intenta encender el mínimo las bombillas. Maximiza todo lo que puedas la luz natural utilizando poco mobiliario o colores claros.

Por otro lado, utiliza bombillas de LED, puedes llegar a ahorrar hasta un 90% de electricidad. También puedes instalar sensores de movimiento. De esta manera, las luces se apagarán o encenderán según tu paso.

Ventila para renovar el aire

Un punto importante es ventilar diariamente durante, al menos, 5 minutos. De esta manera, consigues que las estancias sean mucho más sanas. Si quieres hacer esto, hay que tener en cuenta que cuando abras las ventanas ni la calefacción ni el aire acondicionado esté encendido, sería una pérdida de energía.

Te recomendamos que durante los meses más fríos ventiles durante las horas más cálidas, mientras que, en verano, lo hagas durante las más frías.

Instala la calefacción adecuada

La calefacción es lo que genera el principal gasto energético. Por esta razón, es importante que tengas un buen sistema y que se adapte a tus necesidades. Piensa que hay muchos sistemas de calefacción, que van desde los suelos radiantes hasta calderas de pellets.

Electrodomésticos de clase A

Los electrodomésticos A++ consumen mucho menos que los de la clase F. Antes de comprar uno, asegúrate en qué punto de la escala se encuentra. Existe una lista de letras y colores que va desde la A a la G y de verde a rojo. Los electrodomésticos que son de máxima eficiencia, son aquellos que tienen una etiqueta verde y con la letra A.

Cultiva en casa

Tener un huerto en casa, por pequeño que sea, se está poniendo de moda. Poder cultivar tus propias verduras y hortalizas es una buena manera de evitar químicos en los alimentos.

Recuerda que, si estás pensando en comprar una casaFinteca te ayuda a conseguir tu mejor hipoteca.  Nuestros asesores se encargan de estudiar tu situación y negociar por ti con diversas entidades financieras. Simula tu hipoteca con nuestra calculadora online y nos pondremos en contacto contigo. En Finteca, tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply