¿Cómo vender una casa por videollamada?

EKATERINA BOLOVTSOVA at Pexels

Una vivienda no tiene por qué comprarla quien vive en tu ciudad, puede que alguien esté interesado en la propiedad porque se vaya a mudar o que simplemente quiera una segunda residencia. Descubrir cómo vender una casa por videollamada te puede resultar útil para tener más opciones. También se puede utilizar esta herramienta para tener un primer contacto con quien no tiene tiempo para desplazarse a tu vivienda y lo hará después de un primer contacto virtual. 

¿Qué debes tener claro antes de saber cómo vender una casa por videollamada?

 

Lo primero que debemos dejar claro antes de saber cómo vender una casa por videollamada es que la gestión final se tendrá que hace ante notario y de la forma habitual. Esto no quiere decir que no se puedan otorgar poderes a algún representante legal para que firme la escritura o efectuar cualquier otra clase de arreglo, pero siempre tendrá que habrá que sujetarse a toda la normativa al respecto.

Dicho esto, cuando hablamos de vender una casa por videollamada, nos referimos a que el posible comprador pueda realizar una visita con esta herramienta virtual. Es posible que incluso llegue a firmar un contrato de arras sin haber estado nunca en la propiedad o que vayas más allá como veías en el párrafo anterior.

Lo normal es que en algún momento el comprador visite la vivienda, puede ser antes de firmar el contrato de arras o de llegar a la notaría. Sin embargo, queremos recalcar que hay casos en los que se conoce la propiedad prácticamente el día de la firma o incluso después.

¿Cómo vender una casa por videollamada y tener éxito?

 

Es el momento de descubrir cómo vender una casa por videollamada, sigue estos consejos para que todo salga bien:

• Anuncio. En tu anuncio en Internet ofrece esta opción a tus posibles clientes. En principio, lo que tienes que indicar es que estás dispuesto a hacer una videollamada con los interesados. Esta opción te permitirá no solo no perder el tiempo con quienes solo quiere venir a tu casa para cotillear, sino ofrecerla a quienes viven fuera o no tienen mucha disponibilidad horaria. 

La mejor cara. Debes ofrecer la mejor cara de tu vivienda. Por eso, tendrá que estar limpia y ordenada. Tener trastos por el medio da una mala impresión y es complicado que el comprador se imagine viviendo en tu casa.

• Información real. Aunque muestres su mejor cara, la vivienda que se ve por videollamada debe ser la misma que luego se conoce en persona. Es decir, no sirve de nada intentar que parezca más grande, si después el cliente va a descubrir que no es así.

• Vicios ocultos. En este caso se trata de un aspecto más serio y con el que debes tener mucho cuidado. Con independencia de cómo se realice la venta, nunca se puede ocular información vital sobre el estado en el que se encuentra la vivienda. Por ejemplo, si tiene problemas de humedades que no se han solucionado, arréglalos antes o díselo al interesado. Evitarás problemas a largo plazo.

Cuidado con las estafas. Si se llega a un punto en el que se empieza a hablar de contratos, señales o de otras cuestiones serias, ten cuidado. Comprueba cada paso que vas a dar y si tienes dudas, no sigas adelante. Cuando algo suena mal, suele salir mal.

Asesoramiento profesional. Si la oferta te cuadra y crees que es el momento de ir un paso más allá, quizás lo mejor sea que contrates un abogado que se ocupe de toda la parte legal del acuerdo.

Ahora que sabes cómo vender una casa por videollamada, intenta sacar el máximo partido a esta herramienta.

Compartelo en

Deja un comentario