Comprar una casa en solitario: qué errores debes evitar

Contar con tu propio hogar seguro que es una de tus prioridades. Sin embargo, es posible que pienses que tienes que esperar a tener pareja para cumplir este deseo. Es cierto que cuando participan dos personas en la operación todo es más fácil, pero esto no quiere decir que sea imposible comprar una casa en solitario. Te animamos a que lo intentes y también a que tengas en cuenta los consejos que verás a lo largo de las siguientes líneas.

¿Qué errores al comprar una casa en solitario debes evitar?


Aunque comprar una casa en solitario es todo un reto, lo cierto es que es posible y no pierdes nada por intentarlo. Sin embargo, debes tener claro que hay una serie de errores que debes evitar, ya que de lo contrario te puede salir muy cara la operación en todos los aspectos:

No intentarlo. Queremos incidir en que el primer error que puedes cometer es ni siquiera intentarlo. Es cierto que en algunos casos puede ser inviable: si cobras poco, si no tienes ahorros o no cuentas con avalistas, por ejemplo. Pero te animamos a que al menos hagas un estudio previo para conocer tus posibilidades.

Firmar a toda costa. Pensar que es muy difícil que puedas comprar una casa tú solo te puede llevar a intentar firmar la operación a toda cosa. Es decir, que te sirva cualquier tipo de vivienda o que aceptes un préstamo con cláusulas abusivas. Es cierto que contar con tu propio hogar es algo vital, pero este hecho no debe cegarte y llevarte a conformarte con unas malas condiciones, que además en el futuro te traerán problemas.

• No contar con un presupuesto. Es necesario que antes de empezar analices qué inversión puedes realizar. No solo debes tener en cuenta el precio de la casa, sino también qué cuota puedes pagar por ti solo cada mes.

• No buscar asesoramiento. Salvo que seas un experto en hipotecas, lo mejor es contar siempre con ayuda profesional para realizar esta operación. Seguro que hay otros trámites económicos o de otro estilo que no te planteas hacer solo, pero comprar una casa sí. Es un error, ya que a no ser que tengas grandes conocimientos, contar con este asesoramiento es clave.

• No tener visión de futuro. Que ahora estés solo no quiere decir que lo vayas a estar siempre, por eso quizás sea un error comprar una casa muy pequeña. Es cierto que puede ser un punto de partida, pero no está demás que en un futuro se pueda adaptar a un cambio de circunstancias.

• No pedir ayuda. Es cierto que contar con un avalista no es la solución más atractiva, pero a veces es la única. Estudia bien la operación y medita en si esta posibilidad es buena para ti o no. En todo caso, te recomendamos que no la descartes desde el principio.

• No creer que es una buena inversión. Aunque hemos dicho que es mejor comprar tu casa con visión de futuro, también puedes pensar que adquirir tu vivienda es simplemente una buena inversión. Es posible que la casa elegida no sea el hogar en el que te ves el día de mañana, pero es muy probable que sea mejor que pagar un alquiler. Incluso puede que estés viviendo en casa de tus padres y decidas adquirir una vivienda para destinarla al alquiler y conseguir unos ingresos extras.

Buscar solo en una zona concreta. Es normal que tengas un barrio favorito en tu ciudad, pero quizás no sea posible encontrar un hogar en esa zona. Por eso, puede ser un error cerrarse en banda a buscar otra ubicación.

Comprar una casa en solitario es posible, sin embargo, antes de hacerlo ten en cuenta todos los consejos que has visto a lo largo de este artículo.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply