fbpx

Gastos de hogar: ¿cuánto cuesta tener una casa?

gastos-hogar

Mantener una vivienda es caro, hay muchos pagos a tener en cuenta, tanto mensuales como anuales

Comprar una casa ya supone una gran inversión de dinero, pero lo que no se tiene en cuenta a veces, es lo que cuesta mantenerla. No solo hablamos de las cuotas de la hipoteca, posibles reparaciones u otros, sino del día a día, lo que tienes que pagar para vivir.

Uno de los principales consejos que se da a la hora de comprar una casa es calcular los gastos de tu hogar. Es decir, preparar un “presupuesto mensual” para administrar tus finanzas o, si es necesario, saber por dónde puedes ahorrar. 

¿Para qué hacer un presupuesto mensual?

Cuando haces una gran inversión, una de las cosas que más preocupan es el dinero. Por esto, un presupuesto te puede ayudar a ahorrar. Esto te permite saber qué gastos fijos tienes y cuáles son los más inútiles y que puedes obviar.

Te recomendamos que lo que hagas es una lista con todos los gastos, desde los suministros e impuestos hasta el servicio de internet. De esta manera, podrás ver todos lo que consumes en un mes.

A continuación te dejamos una lista con los principales gastos que hay en un hogar:

Gastos anuales

  • Seguro de hogar: no es obligatorio contratar una póliza que lo cubra todo, pero lo que es obligatorio es tener un seguro de incendios. No obstante, tener un seguro más extenso puede ser un ahorro a la larga, porque sufraga otros gastos como por ejemplo, si hay un escape de tuberías.
  • Reparaciones: no tiene porque suceder nada, pero siempre debes tener una previsión de gastos de mantenimiento. Lo que puede suceder es que tengas que cambiar algún electrodoméstico o mueble, reparar las cañerías en mal estado o similares. Son cosas que se van desgastando con el paso de los años y que hay que tener presupuestados, porque pueden suponer un desembolso económico importante.

Gastos mensuales

Estos gastos son los que más presentes están. Al comprar una casa lo primero que piensas es en estos tipos de pagos; la hipoteca, los suministros, etc.

  • Hipoteca: si has comprado la casa después de pedir una hipoteca, debes pagar la cuota mensual acordada con la entidad financiera. En muchas ocasiones, es el pago más elevado de todo el mes.
  • Consumo de gas, agua y electricidad: estos dependen del tamaño, el tipo de vivienda y el tiempo o cantidad que los uses. el coste puede variar en función de la compañía con la cual tengas contratado el servicio, por lo que busca el que te ofrezca el menor precio.
  • Teléfono/Internet: igual que los comentados anteriormente, dependen de los servicios que tengas dentro de la tarifa. Actualmente, dentro de la factura de teléfono se suele incluir también internet, móvil y la televisión. Igual que con los otros, según la compañía y el consumo, el precio será más o menos elevado.
  • Comunidad de propietarios: este pago es obligatorio y sirve para hacer frente a los gastos de la comunidad, que son la conserjería, la limpieza y el mantenimiento.

Para el mantenimiento de la casa

Hay una serie de impuestos que debes considerar nada más comprar la casa.

  • Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI): un impuesto que se paga al Ayuntamiento. La cuota a pagar depende de cada administración municipal, aunque siempre va entre el 0,4 y el 1,1% del valor catastral de la vivienda.
  • Tasa de Basura: es una tasa también del Ayuntamiento y depende del precio del servicio de recogida de residuos. No todas las ciudades lo tienen, por ejemplo, en Madrid esta tasa fue eliminada.
  • Tasa del Agua: es aquello que te da derecho a la utilización del agua potable, aunque solo se cobra en esas zonas que el agua es escasa. No siempre te darás cuenta que pagas esta tasa, porque a veces es la misma comunidad de vecinos la que asume el pago.

A todo esto se tienen que sumar otros gastos que no están relacionados directamente con el hogar, pero si que pueden afectar a la economía de la familia. Estos gastos por ejemplo son: gimnasio, colegio, ropa, alimentación, etc.

Te recomendamos que realices un cálculo de todo lo que tengas que pagar mes tras mes. Mantener una casa tiene su precio y tienes que estar preparado. De todos, el pago más elevado que debes afrontar, seguramente es la hipoteca. Por eso, en Finteca te ofrecemos la posibilidad de simular tu hipoteca, para que puedes hacer números y calcular tus próximas cuotas. 

Además recuerda que si necesitas financiar tu nueva casa,  nos encargaremos de conseguir tu mejor hipoteca y con las mejores condiciones, por lo que te ahorrarás dinero cada mes.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply