Hipotecar tu casa para comprar otra vivienda, ¿cómo se hace?

Change

Puede que lleves un tiempo pensando en adquirir una nueva propiedad. Quizás ya tengas tu casa actual pagada y pretendes invertir bien tu dinero. Por eso, es posible que te preguntes si puedes hipotecar tu casa para comprar otra vivienda. A continuación, te mostramos tus opciones.

¿Cómo hipotecar tu casa para comprar otra vivienda?

Tener una vivienda en propiedad y sin cargas te da muchas opciones, además de no tener que pagar ningún préstamo, también te da la posibilidad de hipotecar tu casa para comprar otra vivienda.

Aunque nos vamos a centrar en hipotecar tu casa para comprar otra, debes tener en cuenta que algunas personas pretenden hacerlo para pagar algunas deudas o para montar un negocio, por ejemplo.

Además, otra cuestión que debes valorar es que no es la misma operación solicitar una hipoteca puente para comprar una vivienda, que hipotecar tu casa actual para hacerlo.

De hecho, si quieres comprar una segunda vivienda, cuentas con diferencia opciones. La primera y quizás la más sencilla es pedir una nueva hipoteca para esa propiedad. El banco estudiará la operación y es posible que puedas utilizar tu vivienda actual como tu propio aval.

La segunda es volver a hipotecar la casa que ya tienes pagada y utilizar ese dinero para adquirir la nueva propiedad. Sin embargo, hay varias cuestiones que debes valorar antes de lanzarte a comprar una vivienda si ya eres propietario de otra. En el siguiente apartado intentaremos que las conozcas.

¿Qué debes tener en cuenta antes de hipotecar tu casa para comprar otra vivienda?

Lo primero que debes tener en cuenta es que rehipotecar una vivienda que ya está pagada no es complicado. Por supuesto, antes de que la entidad apruebe la operación debes demostrar tu solvencia y el banco debe tener claro que serás capaz de hacer frente a los pagos mensuales.

Por supuesto, lo mejor es que la cantidad que pidas para esta nueva hipoteca no supere el 80 % de la tasación. De lo contrario, el banco puede poner alguna condición adicional para aprobar la operación.

En algunos casos tu intención será comprar una vivienda teniendo todavía capital pendiente por pagar de tu hipoteca actual. En este caso, debes solicitar una ampliación de capital.

El banco analizará el importe que solicitas, el valor de tasación de ambas viviendas y también tus ingresos mensuales. Si esa segunda vivienda es para vivir y vas a alquilar tu casa actual o viceversa, el banco también puede valorar es previsible nuevo ingreso.

Cuando esa hipoteca se pide para una segunda residencia, el banco suele tener condiciones más exigentes. Por supuesto, cuánto más dinero solicites al banco, más estrictas serán sus exigencias, algo que por otro lado es totalmente lógico.

En definitiva, son muchas las cuestiones que analizará el banco antes de hipotecar tu casa para comprar otra vivienda, ampliar el capital o conceder una nueva hipoteca.

Negociar con los bancos no suele ser fácil, no solo porque son bastante rígidos en sus posturas, sino porque lleva un tiempo que muy probablemente no tengas. Sin embargo, que sea complicado no quiere decir que tengas que renunciar a tu sueño.

En cualquiera de los casos, tanto para hipotecar tu casa para comprar otra vivienda como para solicitar un nuevo préstamo, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nuestro equipo. Analizaremos tu caso para determinar cuál es la mejor opción para ti. Además, negociamos directamente con la entidad las mejores condiciones. Así que no esperes más y pasa a la acción.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply