fbpx

Comprar casa: ¿hipoteca o préstamo personal?

comprar casa hipoteca prestamo personal

Las entidades suelen conceder hipotecas con un importe mínimo de entre 50.000 o 80.000 euros

Lo habitual a la hora de adquirir una vivienda es solicitar una hipoteca. Sin embargo, cuando la cantidad de dinero es menor, hay quien se plantea pedir un préstamo personal en vez de uno hipotecario. Pero la pregunta es: ¿merece la pena? La verdad es que un préstamo personal, aunque muchos no lo piensen, tiene sus partes negativas.

Actualmente, el 80% de los inmuebles que se compran son de segunda mano. Esto quiere decir que los compradores buscan viviendas más asequibles. Motivo por el cual, cuando el importe de la nueva casa no es tan elevado, puede que salga más a cuenta pedir un préstamo y no una hipoteca.

Pero, antes de tomar ninguna decisión, te vamos a contar qué es cada tipo de préstamo:

  • Préstamo hipotecario: producto financiero mediante el cual, una entidad presta dinero para comprar una vivienda u otro inmueble. Como garantía para los pagos, la entidad se basa en la casa que se ha adquirido. Mensualmente se deben pagar unas cuotas que están sujetas a unos intereses. Dependiendo de las condiciones y la cantidad prestada, estos serán menores o mayores.  
  • Préstamo personal: producto financiero con el cual una entidad financiera presta una cantidad de dinero vinculada a una persona. Esta tendrá que devolver el dinero bajo unas condiciones e intereses.

Mientras que uno toma como garantía un inmueble, el otro está sujeto a una persona. Esta es la principal diferencia, pero contratar uno u otro producto te obliga a estar sujeto a unas cláusulas totalmente diferentes, entre las cuales hay el tipo de interés.

Diferencias entre préstamo personal e hipotecario

Importe y periodo de amortización

Antes que nada, hay que tener en cuenta que, para solicitar una hipoteca, los bancos piden un importe mínimo, que oscila entre los 50.000 y los 80.000, siempre dependiendo de la entidad. Por este motivo, si quieres comprar una casa valorada en un importe menor, casi que no tienes la posibilidad de hipotecarte. A pesar que lo más normal al adquirir una vivienda, sea a través de una hipoteca, si el dinero que se necesita es muy poco, el préstamo personal quizás es la mejor opción.

Con ambos tipos de préstamo, el importe es clave. Sin embargo, hay que pensar que las entidades no suelen conceder más de 75.000 euros en un préstamo. Por esta razón, el dinero que necesites va a definir si lo más ideal es un préstamo o una hipoteca.

A parte de esto, el periodo de amortización también varía. De hecho, en un préstamo personal no es tan flexible. De hecho, los plazos para devolver el dinero suelen ser de máximo 10 años, mientras que en una hipoteca pueden llegar a ser de 30 años. Así pues, si lo que te interesa es ir devolviendo el dinero poco a poco, es mejor contratar una hipoteca, aunque tienes que valorar si te compensa estar sujeto a más años.

Ahorros y tipos de interés

Por otro lado, ten en cuenta que pedir una hipoteca es sinónimo de ahorros. Para solicitar una y que te la concedan, es imprescindible de disponer, al menos, un 30% del valor del inmueble que quieres comprar. Un 20% tiene que ir destinado a cubrir la parte del precio del inmueble que el banco no te presta, ya que actualmente, no suelen dar hipotecas al 100%. El otro 10% tiene que cubrir los gastos surgidos de la operación. Si no cumples con el requisito de los ahorros, es difícil que los bancos presten el dinero.

En cuanto a los intereses, como una hipoteca tiene como aval el inmueble, son más bajos. Se calcula que el tipo de interés medio para un préstamo personal es del 6%, mientras que el de una hipoteca es un 2%. Esto hace que, con el paso de los años, acabes pagando mucho más del valor que te habían prestado. Así pues, mayoritariamente una hipoteca sale mucho más rentable que un préstamo.

Todo esto hace que,  si lo que quieres es comprar una casa, seguramente lo que te va a salir más a cuenta es pedir una hipoteca. Puedes utilizar nuestra calculadora para simular tu hipoteca. En Finteca nos ocuparemos de estudiar tu situación y buscar las mejores condiciones, porque tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply