Cómo saber si un inmueble es una buena compra

Jeffrey Czum at Pexels

Decidir dónde vas a vivir es una de las cuestiones más importantes a las que te enfrentarás a lo largo de tu vida. No es fácil saber si estás eligiendo la opción más adecuada y es muy posible que a lo largo del camino te vayan surgiendo diferentes dudas. Por eso, lo ideal sería descubrir cómo saber si un inmueble es una buena compra. En las siguientes líneas te damos algunas claves para que lo consigas.

¿Qué debes tener en cuenta para descubrir cómo saber si un inmueble es una buena compra?

 

Para descubrir cómo saber si un inmueble es una buena compra, debes tener en cuenta una serie de pistas que te pueden llevar a acertar o a cometer un error que a la larga te salga muy caro en todos los aspectos. Intenta tener en cuenta todos estos consejos:

• Presupuesto. En necesario que establezcas un presupuesto máximo del que no debes salirte. Por supuesto, no es una cantidad que se pueda cifrar a la ligera, sino que hay que meditarla bien. Ten en cuenta que el precio de la compraventa no es solo el que tendrá la vivienda, también determinará la cuota mensual y el dinero que tendrás que aportar como entrada.

• Reformar o no. Otro aspecto clave es decidir si vas a comprar una casa para reformar o no. Es importante que esta cuestión la tengas clara antes de empezar. Debes analizar si podrás asumir una obra a todos los niveles. Es un gran gasto, implica muchas preocupaciones y también representa que tardes más tiempo en vivir en tu nuevo hogar.

• Ubicación. Decidir el lugar en el que quieres vivir es importante. Debes valorar qué es esencial para ti y no dejarte llevar por una buena oferta. Es decir, es posible que residir en una zona concreta sea vital para ti por cualquier razón: servicios, cercanía al trabajo o que tu familia esté en el mismo barrio. Teniendo esto claro, puede que encuentres la vivienda de tus sueños… pero en otra zona. Cuando esto ocurre, antes de tomar la decisión, analiza si merece la pena que sacrifiques la ubicación o no.

• Seguridad. Es cierto que en esta vida no hay nada que sea 100 % seguro, pero cuando tomas la decisión de comprar una vivienda y tienes muchas dudas de si estás acertando o no, lo más probable es que te estés equivocando. Por eso, si no lo ves claro, considera que una retira a tiempo será una victoria.

• Desesperación. Cuando estás buscando una casa, el proceso no suele ser rápido. Es posible que llegue un momento que solo quieras terminar y que te tiente apostar por una vivienda que no encaja con tus necesidades. Es un error, del que te acabarás arrepintiendo.

• Condiciones extrañas. Es posible que mientras estás negociando con el dueño de la vivienda notes que algunas de las condiciones que quiere establecer son extrañas o no las ves del todo claras. Si es así, solo tienes dos opciones: poner tú tus propias condiciones o decir adiós a la compra. Actuar de otra manera solo conllevará problemas.

• Sensaciones. Para terminar este repaso, queremos hablar de algo que es intangible: tus sensaciones. Tu instinto seguro que te dice si estás acertando o cometiendo el mayor error económico de tu vida. Por eso, escucha esa voz que te dice si es una buena compra o no, por supuesto, siempre desde la racionalidad.

Esperamos que después de todos los consejos que hemos repasado tengas más claro cómo saber si un inmueble es una buena compra o no.

Compartelo en

Deja un comentario