Pagar en dinero negro parte de una vivienda: ¿tiene consecuencias?

Comprar y vender una vivienda acarrea el pago de una serie de impuestos. Está claro que es algo que encarece la operación, pero también que los tributos son esenciales para contar con servicios públicos. En las siguientes líneas queremos mostrarte las consecuencias que tiene pagar en dinero negro parte de una vivienda.

¿Por qué hay personas que apuestan por pagar en dinero negro parte de una vivienda?

Pagar en dinero negro parte de una vivienda puede parecer una opción atractiva tanto para el comprador como para el vendedor. Sin embargo, antes de hacerlo hay que tener en cuenta que no es legal y que si se descubre, tendrá consecuencias.

Antes del estallido de la burbuja inmobiliaria este tipo de prácticas eran muy frecuentes, por fortuna, ahora ya no lo son tanto. Se daban en todo tipo de viviendas, pero sobre todo cuando se operaba con las de protección oficial, puesto que en este caso los precios estaban establecidos por las diferentes administraciones.

Aunque en estos últimos tiempos esta práctica se ha reducido considerablemente, todavía hay personas que acuerdan escriturar la vivienda por un precio inferior al de la compraventa. Como es lógico, en estos casos tienen que estar de acuerdo tanto el comprador como el vendedor.

En ocasiones este tipo de prácticas tienen como objetivo abaratar los costes de la operación, pero en otros blanquear dinero. Ten en cuenta que el capital utilizado puede estar obtenido a través de negocios legales, pero también ilegales.

No se puede pasar por alto que los inspectores de Hacienda trabajan arduamente para detectar la existencia de dinero negro y las distintas formas que se utilizan para intentar blanquearlo.

¿Qué consecuencias fiscales tiene pagar en dinero negro parte de una vivienda para el comprador y el vendedor?

Como ahora ya sabes, pagar en dinero negro parte de una vivienda tiene consecuencias para comprador y vendedor. Por eso, es importante conocerlas antes de optar por esta modalidad.

Para el comprador supone tener que enfrentarse a lo que veremos en los siguientes puntos:

• Si el precio que aparece en Escritura es inferior a la hipoteca concedida, Hacienda investigará lo que está sucediendo.

• En el caso de vender la casa más adelante la ganancia patrimonial será más alta y se tendrá que pagar una cantidad mayor en el IRPF.

• También será más alta la cantidad que se pague como Plusvalía Municipal si después se vende la casa.

En el caso del vendedor, puede enfrentarse a estas dificultades:

• Puede exponerse a que se compruebe el valor de transmisión que aparece en la compraventa si se considera que es muy bajo.

• Además, tendrá que “esconder” el dinero negro que ha obtenido.

Es cierto que el vendedor pagará menos en el IRPF y también la cuantía de la Plusvalía Municipal será inferior, pero ¿merece la pena el riesgo?

¿Qué ocurrirá si se descubre que se ha pagado parte de una vivienda en negro?

Si se descubre que se ha pagado parte de una vivienda en negro, tanto el comprador como el vendedor se pueden enfrentar a una sanción. De hecho, cada año se abren numerosos expedientes para investigar casos como el que estamos comentando.

Las sanciones a las que se pueden enfrentar quienes participan en la operación son distintas, pero serán bastante altas. Por no hablar de la intranquilidad que puede provocar al comprador y al vendedor saber que han hecho algo que no era legal y pueden ser descubiertos.

¿Merece la pena pagar en dinero negro parte de una vivienda? Sin duda, lo que sí merece la pena es hacerlo todo siempre de forma legal.

Compartelo en

Deja un comentario