fbpx

Comprar para reformar

comprar para reformar

Muchas veces, la compra de un piso más la reforma integral, te puede salir más económico que un piso nuevo

Para encontrar la casa de tus sueños, a veces tienes que visitar decenas de pisos, puedes tardar hasta años. Sin embargo, cuando estés buscando piso, te recomendamos que no descartes ninguna opción. Un piso que en principio no te llama la atención, puede tener mucho potencial y convertirse en el hogar que siempre habías querido.

Generalmente, los pisos que tienen más de 30 años requieren de una reforma integral. Es común que los anteriores propietarios no hayan hecho ningún cambio desde la compra. Por lo tanto, para que el piso esté en buenas condiciones, hacer una reforma es totalmente necesario. No solo se trata de la distribución o cambios de baños, seguramente también se tienen que mirar las instalaciones de agua y electricidad, porque quizás no están en buen estado.

El hecho que necesiten muchos cambios, hace que sean viviendas que están a precios más bajos de lo que tendrían que estar si estuvieran reformados. Y en esta situación, es cuando puedes encontrar verdaderos chollos. Los pisos para reformar suelen ser mucho más económicos que los que se venden como nuevos o seminuevos.

Factores a tener en cuenta antes de comprar

Antes de nada, tienes que pensar que, si compras una casa para reformar, las obras duran varios meses. Así pues, no tengas prisa en ir a vivir allí, porque hacer toda la reforma con gente viviendo por el medio no es lo más adecuado.  

Por otro lado, tienes que analizar una serie de aspectos antes de aventurarte con la compra y la posterior reforma:

  • Mide los metros cuadrados disponibles en la vivienda. En la escritura se habla de metros construidos, no metros útiles. Estos incluyen una parte de la escalera común, paredes falsas y armarios empotrados. Por lo que son espacios que ya pierdes.
  • Cuando tengas decidido que vas a comprar la casa, haz un plano de la vivienda para que te hagas una idea, lo más aproximada posible, de la distribución. Saber qué forma tiene el piso te va a ayudar luego para la reforma. Por ejemplo, si se trata de un piso alargado, no tendrás otra que incluir un pasillo largo.
  • Identifica los elementos fijos y que no puedas mover, como vigas maestras y muros de carga. Piensa que esto va a influir mucho en la reforma y la posible distribución que quieras hacer.
  • Localiza las instalaciones de agua y electricidad, porque como hemos dicho, en una reforma integral tienen que cambiarse por unas nuevas. También busca los huecos de ventilación y la instalación de calefacción.

Después de comprobar todo esto, pregunta que no hay defectos graves en el edificio. Hablando con los vecinos puedes saber si hay humedades, mala colocación de tuberías o bajantes, etc.

Ventajas de comprar un piso para reformar

  1. No es ningún secreto que los pisos antiguos suelen estar situados en el centro de las ciudades. Puedes comprar un piso muy buen ubicado a un precio más bajo.
  2. Puedes negociar el precio con el vendedor. Con la excusa de tener que hacer grandes reformas, puede que te lo acaben rebajando.
  3. Con la reforma, tendrás la casa a tu gusto y más barata que un piso de obra nueva.

Por todo esto, si estás pensando en comprar una casa, lo mejor es que no descartes ninguna opción. Un piso para reformar puede convertirse en lo que siempre habías querido.

Y recuerda que, si quieres adquirir una vivienda, en Finteca te ponemos las cosas fáciles. Nos ocupamos de encontrar una hipoteca adecuada a ti ahorrándote dolores de cabeza y dinero. Si estás interesado, simula tu hipoteca con nuestra calculadora online y nosotros nos encargaremos del resto. Porque en Finteca, tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply